Málaga

La Fiscalía investiga por maltrato a sus padres a un menor cada día

  • La investigación de ambos crímenes sigue, aunque la subdelegada avanza que parecen “claros” parricidios

Ilustración de Rosell. Ilustración de Rosell.

Ilustración de Rosell. / ROSELL

Hay familias que de puertas para adentro viven un infierno. Hijos que insultan, agreden, amenazan a sus padres e incluso rompen el mobiliario del hogar familiar. La Fiscalía de Menores investiga ya a un menor cada día por maltratar a sus progenitores. Un dato en el que sólo se incluyen los supuestos malos tratos hacia los padres cometidos por hijos que aún no han alcanzado la mayoría de edad. La intimidad familiar se convierte así en una pesadilla y un escenario de delitos.

En la actualidad, el maltrato intrafamiliar cometido por los hijos es el delito que provoca un mayor número de arrestos. De hecho, ya hay más menores arrestados por maltratos familiares que por cualquier otro hecho delictivo. Aunque las víctimas pueden ser el padre o los abuelos, en la mayoría de los casos según los expertos es la madre. El hijo agresor la considera físicamente inferior y centra sus ataques físicos o verbales en ella. Además, porque en general, según la experiencia de algunos expertos, hay un mayor respeto de los menores hacia el padre y los abuelos.

En todo caso, los especialistas achacan esta violencia filioparental al hecho de que algunos hijos no respetan el principio de autoridad familiar, educativa ni policial. Especialistas en adicciones señalan además que hay casos en que los menores están enganchados a sustancias o a dispositivos tecnológicos. Y cualquier intento de los padres por poner límite al consumo o al uso acaba en agresión verbal o física.

El maltrato cometido por hijos es el delito que causa el mayor número de arrestos en menores

Los expertos coinciden en que el maltrato de hijos a padres aumenta y que comienza a edades más tempranas, con casos constatados de hasta 12 años. Y contrariamente a lo que se piensa, no siempre se da en familias desestructuradas. Incluso suele tener más presencia en núcleos familiares de nivel medio alto, con adolescentes maltratadores que estudian en colegios privados, hablan idiomas y son ejemplares fuera de sus casas.

Pero el maltrato de hijos a padres se puede producir a todas las edades. También cuando los progenitores llegan a la vejez y son frágiles. En esta etapa de sus vidas, puede tomar también múltiples formas y no siempre, la de agresiones físicas. Puede haber maltrato psicológico, tiranía emotiva, abuso económico, sedación excesiva, abandono, negligencia... Unos casos rozan el tipo penal. Otros lo son claramente. Pero al cometerse de puertas para adentro y justamente por un hijo, en muchas situaciones se convierten en delitos invisibles. Además, el derecho de la víctima a no declarar contra su maltratador contemplado en el artículo 416 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal no facilita las cosas. Por eso, hay especialistas en Derecho que abogan porque los legisladores deroguen esta dispensa legal.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios