Málaga

La Fiscalía investiga 410 sospechas de violencia de género en lo que va de año

  • Creada una comisión provincial de salud para su prevención

Autoridades y ponentes de las jornadas sobre violencia de género en el Materno.

Autoridades y ponentes de las jornadas sobre violencia de género en el Materno.

La Fiscalía investiga en lo que va de año un total de 410 sospechas de violencia de género. Un dato al que hay que sumar los casos de maltrato evidente que pasan de forma directa a un juzgado. Así lo ha precisado esta mañana la Fiscal de Violencia de Género, Flor de Torres, en la apertura de una jornada organizada por la Delegación de Salud de cara a formar, sensibilizar y concienciar a los profesionales sanitarios para su detección precoz. La fiscal ha recordado que el personal de estos centros ya no pueden ampararse en el secreto profesional, sino que al contrario tienen la obligación legal de perseguir el delito. Los casos sospechosos de violencia de género son notificados por los profesionales a las instancias judiciales para su investigación en virtud de un protocolo que se inició de forma pionera en el Hospital Costa del Sol, luego se amplió a Málaga y finalmente se ha exportado a Andalucía. De Torres ha insistido en la importancia de la colaboración entre los distintos estamentos que trabajan contra la violencia de género: “Es importante que las instituciones no estemos aisladas, que no seamos islas”. También ha reclamado que el Pacto de Estado sobre esa materia “nos dote para seguir avanzando” y que cualquier forma de violencia contra la mujer –entre las que ha citado la explotación sexual o la ablación– sea considerada violencia de género. Uno de los problemas en estos casos es que la víctima puede ampararse en su derecho a no declarar contra su agresor. Por eso, en sospechas de maltrato –cuando no es evidente– el sistema judicial trabaja para reunir pruebas del presunto maltrato. La delegada de Salud, Ana Isabel González, ha señalado que la jornada formativa que se celebra en el Hospital Materno se enmarca en el IV Plan Andaluz de Salud. “La violencia de género es una de las manifestaciones de la desigualad que más sufrimiento genera”, ha dicho. Y ha recordado, que además del protocolo, existe una red andaluza Forma para sensibilización del personal del sistema sanitario público en prevención y diagnóstico precoz. También ha informado que el pasado 25 de octubre se constituyó la Comisión de Salud para la Prevención de la Violencia de Género. El órgano está formado por profesionales de hospitales, distritos y centros sanitarios. Tiene carácter estable, se reúne cada tres meses y puntualmente incorpora a profesionales de otros estamentos –sociales, judiciales o policiales– para la coordinación entre las diferentes administraciones. El 25 de noviembre es el Día Internacional de la Eliminación contra la Violencia de la Mujer. La fiscal ha recordado que la Organización Mundial de la Salud (OMS) la considera “una epidemia”, aunque ha alertado que ya “está a niveles de pandemia”. Además, ha precisado que cuatro de cada diez asesinatos se cometen por parejas o ex parejas contra la víctima “por el hecho de ser mujer”.

Por su parte, Carmen Agüera, impulsora del protocolo que ahora se aplica en el sistema sanitario público, ha apuntado que “cuando llega la violencia de género suele haber diez años de violencia psicológica”. Violencia ésta que se manifiesta con cefaleas, ansiedad y otros síntomas que los profesionales sanitarios tienen que saber detectar. “Tenemos que aprender a tirar del hilo del síntoma y encontrar el diagnóstico”, ha apuntado. La psiquiatra Ana Távora, que también participa en la jornada, ha aconsejado que los profesionales pregunten directamente a la presunta víctima sobre si sufre violencia de género. Los ponentes han destacado que el sistema sanitario tiene herramientas para su detección precoz, pero han insistido en que hay que “cambiar actitudes de los profesionales y para eso se necesita formación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios