Málaga

La Fiscalía se querella contra 'Invader' y el director del CAC por los mosaicos

  • Aduce la posible existencia de un delito contra el patrimonio histórico artístico

Mosaico de una flamenca instalado en la fachada del Palacio Episcopal. Mosaico de una flamenca instalado en la fachada del Palacio Episcopal.

Mosaico de una flamenca instalado en la fachada del Palacio Episcopal. / javier albiñana

La invasión artística protagonizada hace ahora algo menos de ocho meses por el autor conocido como Invader en 15 edificios del Centro histórico, entre ellos dos catalogados como Bien de Interés Cultural (BIC), ha acabado por provocar la intervención de la Fiscalía de Medio Ambiente. El ministerio fiscal acaba de formular sendas querellas contra el propio autor de los mosaicos, instalados sin autorización, y contra el director del Centro de Arte Contemporáneo (CAC) Málaga, Fernando Francés. En ambos casos, esgrime la posible existencia de un delito contra el patrimonio histórico artístico.

Desde la Fiscalía de Medio Ambiente indicaron a Europa Press que los mosaicos fueron colocados sin consentimiento de los titulares de los dos edificios sobre los que pesa la máxima protección, el Palacio Episcopal y el Palacio de Salinas. Y viene a señalar que la presencia de Invader en Málaga pudo deberse a "una invitación y previo concierto con el director del CAC".

Ni yo, ni mi empresa (...) ni el museo tenemos nada que ver con esa acción de 'Invader"

Con el fin de avanzar en la hoja de ruta ahora iniciada, la Fiscalía de Medio Ambiente solicita al juzgado al que le corresponda el asunto que autorice al Seprona a investigar la identidad del artista, además de que tome declaración de investigados, testigos y peritos en relación con estos hechos. Dicha unidad de la Guardia Civil lleva tiempo analizando el asunto, después de que la Junta de Andalucía reclamase su colaboración al entender que la colocación de estas obras en las fachadas de inmuebles situados dentro del Centro, también considerado BIC, podía suponer "un ilícito penal o administrativo". Sin embargo, de las actuaciones realizadas por la Guardia Civil nada ha trascendido hasta el momento.

El desembarco de Invader en la capital de la Costa del Sol se produjo a finales de mayo del año pasado. Su intervención se relacionó desde el primer momento con el Centro de Arte Contemporáneo (CAC) de Málaga y su director, dado que se apuntaba la posibilidad de que el centro organizase una exposición sobre su obra meses después. Un extremo que fue confirmado por el propio autor.

Ayer, al ser preguntado de manera directa por este periódico, Francés fue claro: "ni yo, ni mi empresa, ni el Ayuntamiento, ni el museo tenemos nada que ver con esa acción de Invader, que ha realizado libremente por su cuenta y riesgo". Por su parte, el alcalde, Francisco de la Torre, que desde la aparición de los mosaicos ha rechazado su posible retirada, a pesar de las numerosas demandas de la Junta, eludió pronunciarse sobre la decisión de la Fiscalía al ignorar los detalles de la misma.

En una entrevista publicada por Málaga Hoy el pasado 2 de junio, el propio Invader reconoció que su presencia en Málaga estuvo motivada por su interés en visitar el CAC y buscar localizaciones para la invasión. Y, al ser preguntado por la posibilidad de que hubiese una muestra en el centro cultural malagueño, respondió: "sí, llevamos un tiempo hablando, de hecho fue lo que desencadenó mi viaje a Málaga y esta primera oleada de la invasión".

El propio Francés ha defendido públicamente estas instalaciones, llegando a pedir que se estudiase el asunto antes de acometer la retirada de una pieza "de muchísima importancia, a lo mejor, de más importancia que el propio BIC". Aludía en ese caso al Palacio Episcopal, cuyo propietario, el Obispado, denunció la aparición de una flamenca en su fachada de calle Santa María, reclamando la retirada de la misma.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios