Tribunales

La Fiscalía recurrirá la sentencia absolutoria por el asesinato de Lucía Garrido

  • Se presentará un recurso que tendrá que resolver el TSJA pidiendo la nulidad del juicio, tras el que el jurado popular declaró no culpables a los cuatro procesados

El ex marido de Lucía Garrido atendiendo a los medios.

El ex marido de Lucía Garrido atendiendo a los medios. / Javier Albiñana

La Fiscalía de Málaga ha anunciado que recurrirá la sentencia que absolvió a los cuatro hombres acusados, entre ellos la ex pareja, por el asesinato de Lucía Garrido, la mujer hallada muerta en 2008 en la finca en la que residía en Alhaurín de la Torre.

Así lo han asegurado a Europa Press fuentes judiciales, quienes han apuntado que se presentará un recurso que tendrá que resolver el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) pidiendo la nulidad del juicio, tras el que el jurado popular declaró no culpables a los cuatro procesados.

En este caso había cuatro acusados por el asesinato de la mujer, como eran la ex pareja de esta y dos ex guardias civiles, como presuntos autores intelectuales; y un cuarto hombre como supuesto autor material. Los jurados no encontraron prueba suficiente para considerarlos culpables.

Así, los declaró inocentes al no dar fiabilidad a la declaración grabada del testigo protegido y por las dudas sobre el ADN hallado en una llave. Tras esto, la magistrada-presidenta adelantó en la sala la absolución que posteriormente plasmó en una sentencia basada en las consideraciones del Tribunal popular.

Un jurado popular los declaró inocentes al no dar fiabilidad a la declaración del testigo protegido y por las dudas sobre el ADN hallado en una llave

Los miembros del jurado entendieron que la ex pareja de la víctima no conocía a los otros acusados antes del asesinato, sino que se conocieron después del crimen, dando, así, credibilidad a un testigo que lo declaró.

Asimismo, consideraron que no se desprende de ningún documento o testimonio la participación del que fuera compañero sentimental de la víctima en el asesinato y también que no hay nada que acredite la intervención de los ex agentes acusados como inductores del crimen.

En este sentido, el Tribunal popular entiende "no contrastada" la hipótesis señalada por los investigadores de la supuesta implicación de estos dada por el testimonio del testigo protegido de referencia, añadiendo que la ex pareja no tuvo la llave de la vivienda como para poder facilitarla.

El ADN, una de las claves

Los miembros del jurado deliberaron ampliamente sobre los puntos del objeto del veredicto relativos a la prueba de ADN que apuntaba al presunto autor material y finalmente dieron validez al primer informe que no dio resultado positivo y, por tanto, no situaba a este procesado en el lugar.

Al respecto, consideraron probado que las muestras analizadas para ese primer análisis se consumieron en ese momento y dieron validez también al tercer informe sobre la llave que tampoco encontró huellas ni restos de ADN, pero no así al documento que indicaba una coincidencia con el acusado como presunto autor material.

Los autores del primer informe mantuvieron el contenido del mismo, especialmente que no encontraron restos de ADN humano y que las muestras analizadas se consumieron en dicho estudio pericial. Los autores del segundo informe, hecho ocho años más tarde, "no aclararon de forma suficiente qué muestras cotejaron y la forma en que la dubitada llegó a los archivos oficiales", señala la sentencia.

Por todo esto, los jurados no entendieron probado que los acusados participaran en la muerte violenta de la mujer ni que acudieran a ninguna reunión en la que se tratara dicha cuestión, ni que la ex pareja se preparara una coartada que le situara lejos de Alhaurín de la Torre el día de los hechos o días previos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios