sucesos

Hallan a un niño de 4 años cerca de la autovía tras perderse en un supermercado en Algarrobo

  • Un conductor lo encontró deambulando junto a la carretera A-7206 cuando buscaba el camino de vuelta a casa

  • Vivía en Cómpeta, a 15 kilómetros por carretera de la zona en la que se desorientó

Un policía local camina junto al niño en la zona en la que se localizó Un policía local camina junto al niño en la zona en la que se localizó

Un policía local camina junto al niño en la zona en la que se localizó

Sus padres lo habían perdido de vista en un supermercado y él, confiado en saber regresar a su casa pese a su corta edad, emprendió el camino solo, sin ser consciente de que vivía a 15 kilómetros por carretera. Llegó a recorrer unos 300 metros cuando ya había caído la noche, la distancia que le separaba de su familia, que le buscaba con zozobra.

El protagonista era un niño de 4 años al que la Policía Local acabó encontrando deambulando junto a la carretera A-7206 que discurre entre Algarrobo Costa y Pueblo. El incidente ocurrió este sábado por la tarde en una tienda de alimentación. Desde allí, el responsable daba aviso de que unos progenitores buscaban a su hijo.

Pero el pequeño ya no estaba en el interior. Tras despistarse, trataba de localizar el camino de vuelta a casa, según explicó después. Y con esa intención recorría la carretera A-7206, en la zona de Trayamar. Los investigadores temían que la oscuridad de la noche y las bajas temperaturas contribuyeran a que el incidente acabara en tragedia. Fue un conductor quien alertó al servicio de emergencias sanitarias 112 Andalucía de la presencia del pequeño y detuvo junto a él su vehículo hasta que llegó una patrulla que estaba de servicio cerca del lugar.

"Por fortuna todo quedó en un susto, porque en una noche como esa, si el menor se hubiera desviado hacia la zona de campo, podría haber supuesto un problema grave. Pese al peligro que ha corrido, ha tenido suerte", explican fuentes cercanas al caso, que ensalzan la colaboración ciudadana de los que advirtieron del hallazgo del menor y recalcan que así se evitó que ocurriera una desgracia.

La familia residía en Cómpeta y se habían desplazado hasta un supermercado de Algarrobo para hacer unas compras. El niño, dispuesto a encontrar su casa, comenzó a andar. La Policía Local se hizo cargo de él y lo llevó hasta donde se encontraban sus padres. 

El caso recordaba a la búsqueda en Fuente de Piedra de un niño de 8 años al que su familia perdió la pista durante cinco intensas horas. Los vecinos y las fuerzas de seguridad se habían volcado en tratar de localizar al menor. Estaba en perfecto salud cuando la Policía dio con su paradero. La investigación apuntaba entonces a que se había marchado de forma voluntaria de su casa.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios