Málaga

Interior plantea un refuerzo de 120 agentes de la Policía para Málaga

  • El sindicato mayoritario, el SUP, considera escasa la cifra y negociará su incremento

Agentes de la Policía Nacional, patrullando en una calle de la capital. Agentes de la Policía Nacional, patrullando en una calle de la capital.

Agentes de la Policía Nacional, patrullando en una calle de la capital. / javier albiñana

El Ministerio de Interior va a convocar 120 nuevas plazas de agentes con destino a la provincia de Málaga para su incorporación en las próximas semanas a distintas comisarías locales. Se trata del primer refuerzo real que se produce en los últimos meses por el sistema de concurso, al margen de la llegada de efectivos para el verano en prácticas, pero que no abarcará a todos los municipios. De hecho, los sindicatos policiales van a intentar que se amplíe el número de agentes y se tenga en cuenta que algunas zonas con fuertes carencias, como Estepona o Antequera, se van a quedar fuera de esta ampliación. La secretaria general provincial del SUP y miembro del Consejo General de la Policía, María Dolores Valencia, aseguró ayer que se trata de un refuerzo "muy escaso" para la provincia y añadió que su formación presentará alegaciones a la propuesta presentada por la Dirección General de la Policía para aumentar la cifra y que abarque a todas las comisarías con déficit de plantilla.

La dirigente sindical critica especialmente la situación de Antequera, donde no se han previsto nuevos efectivos, cuando la comisaría local deberá reforzar los servicios con la apertura de la prisión de Archidona, debido a que la custodia de los presos que requieran atención médica fuera del recinto carcelario le corresponde al Cuerpo Nacional de Policía. La secretaria general del SUP recuerda que esta comisaría "no tiene personal suficiente" y que arrastra una de ellos las déficit del 20% de su plantilla. Esta situación es general en todas las comisarías locales de la provincia y de hecho los sindicatos policiales vienen denunciando que las jubilaciones y traslados de los últimos cinco años han desembocado en la pérdida de 500 agentes policiales en este periodo. Además, en los últimos meses, al trabajo habitual de los agentes se han sumado otros elementos, como la situación de alerta antiterrorista, que ha incrementado algunos servicios de seguridad, como la presencia de agentes en las calles o en puntos de celebración de acontecimientos o de festivales.

A estas carencias se suman las necesidades de refuerzo para los meses de verano, cuando un tercio de los policías se toman las vacaciones, una situación de falta de medios humanos que coincide con la mayor afluencia de visitantes a la provincia. El último Plan de Turismo Seguro presentado por la Subdelegación del Gobierno mantuvo que el pasado año durante los meses estivales había 2.577 agentes de la Policía y la Guardia Civil prestando servicio en la provincia, a los que se añadían unidades específicas hasta alcanzar los 2.800 efectivos. La secretaria general del SUP defendió que ante la carga de trabajo que ha experimentado la plantilla en los últimos meses es necesario ahora "paliar ese exceso" con la llegada de más efectivos a la provincia en las próximas semanas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios