Málaga

La obra de 'Invader' continuará de momento en la fachada del Episcopal

  • La Junta de Andalucía hará un informe que determine si es posible retirarla

  • De la Torre esperará informes sobre la oferta de la promotora de Moneo e insiste en las "ventajas" del proyecto

La obra de 'Invader' continuará de momento en la fachada del Episcopal La obra de 'Invader' continuará de momento en la fachada del Episcopal

La obra de 'Invader' continuará de momento en la fachada del Episcopal

Comentarios 4

La instalación de una obra del artista Invader en una de las fachadas del Palacio Episcopal de Málaga capital, edificio catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC), ha supuesto la apertura de un expediente informativo por parte de la Delegación de Cultura de la Junta de Andalucía, trámite que, se da por seguro, culminará en la fijación de una sanción económica al responsable de la actuación. Así lo apuntó ayer la delegada de Cultura, Monsalud Bautista, arguyendo la inexistencia de una petición de autorización para llevar a cabo esta instalación. La cifra final no podrá precisarse hasta el momento de que se concluya con el expediente. "Habrá un expediente sancionador al final del expediente informativo; es como cualquier actuación que se hace sobre un BIC", expuso la delegada, quien apostilló: "el debate no es si es o no una obra de arte; se ha hecho sin pedir autorización y sin ser instruido en las formas. No es que no se pueda hacer nada en un BIC, pero se ha hecho sin seguir el procedimiento adecuado". En esta misma línea fue clara: "no hay carta blanca por tratarse de una obra de arte".

Sobre este asunto también se ha pronunciado hoy el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, quien ha afirmado que estará a "lo que finalmente la Junta, a través de la Consejería de Cultura", decida. Así, el regidor ha abogado por esperar "la opinión y el criterio" que tenga la Consejería sobre esta materia. "Lógicamente haremos lo que sea necesario hacer", ha sostenido De la Torre.

A juicio del alcalde, la polémica suscitada por el trabajo de este artista francés "es un tema que está de actualidad en algunas ciudades europeas, pocas en España" y, por eso, "sería bueno saber qué ocurren en otras ciudades sobre esta cuestión". Invader, ha añadido, "ha ido escogiendo y situando sus obras, que tratan de crear un mecanismo de búsqueda, de seguimiento". "Hay una aportación o enriquecimiento de la ciudad, en alguna medida, al ser obra de un artista reconocido, que tiene su valor", ha asegurado, al tiempo de añadir que "habrá que reflexionar sobre ello, como todos los temas que, siendo nuevos, plantean cuestiones que son inéditas".

Sobre los edificios que no son BIC, ha afirmado, "el tema tiene otra perspectiva", ya que "en todo caso, será la valoración que hagan los propietarios". "Habrá propietarios que le parece que el edificio se enriquece, se singulariza, por decirlo de alguna manera, y otros, a lo mejor, no lo ven de forma tan positivas". "Esperemos cuál es la opinión que puede haber de los propios propietarios", ha añadido. En todo caso, ha abogado por "la reflexión" que se pueda hacer "en orden a lo que haya ocurrido o esté ocurriendo en otras ciudades europeas; cómo lo ven, si lo ven como algo positivo para la ciudad, o algo que puede crear algún tipo de problemas como está ocurriendo", ha concluido. 

Fuentes conocedoras del caso aseguraron ayer que por el momento la pieza seguirá en la fachada del Palacio Episcopal y que la Junta de Andalucía tendrá que redactar un informe que determine si es posible retirar la obra, valorada en unos 70.000 euros. "Para quitar el mosaico habría que tocar la pared y eso podría provocar algún daño en la fachada", aseguraron las fuentes. Tras la polémica generada, el Ayuntamiento se puso ayer en contacto con Invader, que no puso ningún reparo al traslado de la gitana. El artista comunicó que había tenido problemas similares en edificios, también BIC, de ciudades como Roma o Bruselas, pero que en estos casos los inmuebles no eran propiedad de la Iglesia y al final no se retiraron

La pretensión del organismo autonómico, en cualquier caso, se topa con la necesidad de determinar la responsabilidad del autor -es anónimo- y de precisar la localización de las 29 piezas, algunas de las cuales, según el responsable del CAC, Fernando Francés, están valoradas en entre 35.000 y 70.000 euros. "Dónde están situadas, porque al estar en el Centro puede haber alguna más en un edificio BIC, en un entorno BIC o dentro del conjunto histórico; ahora lo que estamos es informándonos de estas obras", dijo la delegada.

El blog DailyLoaz ya incluye información detallada sobre la situación de estas obras. De la casi treintena, más de una decena se encuentra en el Centro histórico, otras en el entorno de La Malagueta, los paseos marítimos... El Palacio Episcopal no es el único BIC con una de estas marcas, ya que al mismo se suma el Palacio de Salinas. Otras piezas se localizan en un edificio junto al Museo Thyssen; en la calle Larios; en la Plaza San Pedro de Alcántara; en la calle Madre de Dios...

Desde el Ayuntamiento de Málaga, la concejala de Cultura y del distrito Centro, Gemma del Corral, precisó, en la misma línea que De la Torre, que corresponde a la Comisión de Patrimonio de la Junta la decisión respecto a la retirada o no de estas figuras. "Estaremos a lo que ordene la Junta", precisó, si bien confirmó que no se trataba de una intervención "autorizada". "Nos hemos enterado por la prensa", añadía. El Obispado mostró el pasado martes su conformidad con el mosaico, ya que "no pone en duda la calidad artística de la obra pero considera que la fachada del Palacio no es un lugar apropiado para ello".

El punto de vista de Fernando Francés varía radicalmente respecto al mensaje de la Junta. "Propondría que se estudiase bien este asunto y que fuéramos conscientes de que se puede destruir una pieza de muchísima importancia, a lo mejor de más importancia que el propio BIC", dijo ayer en declaraciones a TVE en alusión al Palacio Episcopal. En esta misma línea, ya mostró su apoyo "cien por cien" las intervenciones realizadas y puso como ejemplo que en París el Ayuntamiento las protegió. "Ojalá se mantenga el criterio de mantener la pieza, sobre todo desde el punto de vista artístico, pero también económico", dijo. Sobre el grado de protección del Palacio del Obispo apuntó: "un elemento BIC no debería implicar que no se puede modificar, esos criterios tienen que ir acordes con los tiempos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios