Investigación oncológica en Málaga La Fundación Unicaja realiza la mayor aportación hecha en la provincia para la investigación oncológica

  • Destina 525.000 euros a tres proyectos en virtud de un acuerdo firmado con el Ibima

Representantes de Unicaja, del Ibima y de los hospitales Regional y Clínico antes de la firma del acuerdo. Representantes de Unicaja, del Ibima y de los hospitales Regional y Clínico antes de la firma del acuerdo.

Representantes de Unicaja, del Ibima y de los hospitales Regional y Clínico antes de la firma del acuerdo. / Javier Albiñana

Un total de 525.000 euros en cuatro años. Esa es la suma que se compromete a aportar la Fundación Unicaja a la investigación oncológica malagueña. “Es de justicia reconocerlo; es la aportación más importante que se ha hecho nunca a la investigación biomédica en la provincia”, ha aclarado el responsable de Oncología Médica de los hospitales Regional y Clínico, Emilio Alba.

Este jueves, la entidad financiera firmó el acuerdo con el Instituto de Investigación Biomédica de Málaga (Ibima). “El dinero juega un papel, pero no es lo más importante; lo importante es el trabajo de estos profesionales”, ha señalado el presidente de la Fundación Unicaja, Braulio Medel.

Los fondos se destinarán a tres proyectos para avanzar en el conocimiento del cáncer y en su tratamiento. Hay gastos de la investigación oncológica que están cubiertos por el Servicio Andaluz de Salud (SAS) o por becas de fondos públicos. Pero hay costes que no se alcanzan a cubrir con esos recursos. Los profesionales necesitan una financiación adicional porque de lo contrario sus investigaciones no podrían desarrollarse. Y ese es el espaldarazo económico que han recibido de la Fundación Unicaja.

"Tenemos confianza en que los investigadores harán una gran labor con el uso de los fondos”, dice Medel

Uno de los proyectos, al que se destinarán 200.000 euros, es el de la biopsia líquida para el cáncer de mama. Los investigadores tratan de encontrar un biomarcador en la sangre que permita un diagnóstico mucho más precoz del que se hace en la actualidad con las pruebas de imagen. Lo liderará Iñaki Comino, de la Universidad de Londres, que se incorporará en junio al Ibima.

Otro, que recibirá 175.000 euros, apunta a la predicción con técnicas genéticas de qué pacientes responderán y cuáles no a la inmunoterapia oncológica en el tratamiento del cáncer de pulmón. Coordinarán este proyecto Manuel Cobo e Isabel Barragán. Esta última procede del Instituto Karolinska, de Suecia, y tiene una beca Marie Curie.

La tercera investigación que se beneficiará del acuerdo entre la Fundación Unicaja e Ibima –recibirá 150.000 euros– es la que intenta descifrar el papel de los microbios que hay en el organismo en la evolución del cáncer de mama. Este estudio corre por cuenta de María Isabel Queipo.

“Tenemos una gran confianza en que los profesionales e investigadores harán una gran labor con el uso de esos fondos”, ha dicho Medel. Por su parte, Alba ha opinado que la fusión hospitalaria fue “un experimento” que causó “mucho sufrimiento”. Pero ha asegurado que en el área de Oncología Médica fue un éxito porque de 100 ensayos clínicos en 2014 se ha pasado ahora a 230 y los seis proyectos de convocatorias públicas que había entonces se han duplicado hasta llegar a la docena. Para el oncólogo, el acuerdo con la Fundación Unicaja “es un paso adelante” porque representa una de las patas –junto con el talento investigador y las instituciones que le den cobertura– “determinantes”: la financiación.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios