Málaga

Isofotón reinicia su actividad en la fábrica sin decir cuándo va a pagar a sus empleados

La fábrica de células fotovoltaicas Isofotón, ubicada en el Parque Tecnológico de Andalucía, volvió ayer a su actividad normal tras permanecer parada prácticamente desde junio. No obstante, la empresa no ha comunicado a los trabajadores cuándo les va a pagar las nóminas atrasadas de julio, agosto y septiembre, así como la paga extra de verano.

La empresa informó ayer a los delegados sindicales que "la primera previsión de pagos viene dada de la venta de activos externos a la compañía, que se prevé muy pronto ya que está únicamente pendiente de la firma ante notario. A tal efecto, hoy [por ayer] hemos recibido la autorización por parte de la administración concursal para que de dicha venta se abonen las nóminas pendientes del mes de julio y la totalidad de las nóminas del mes de agosto". "En cuanto a las nóminas de septiembre, éstas podrán ir afrontándose a medida que vayamos recibiendo dinero de los clientes cuyos módulos se están fabricando este mes", añadieron fuentes de la dirección.

La empresa ha pedido a los sindicatos paz social a cambio de establecer un calendario de pagos. Sin embargo, los representantes de los trabajadores critican que en el texto aportado por la empresa no aparece ninguna fecha. El comité ha convocado hoy tres asambleas con los trabajadores.

Por otra parte, Isofotón volvió a contar ayer, por primera vez en dos años, con toda la plantilla en la fábrica tras la finalización del Expediente Temporal de Regulación de Empleo (ERTE). No estaban, lógicamente, los más de 350 empleados que fueron despedidos en junio a través de un ERE, por lo que la sensación fue agridulce. Isofotón les comunicó que había nuevos pedidos y volvían a funcionar, aunque los sindicatos afirman que solo hay materia prima para trabajar "tres o cuatro días".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios