Jubilación hasta los 70 años para médicos 'Me gusta' de los médicos a poder trabajar hasta los 70

  • Ven “acertada” la medida de la Junta de flexibilizar el retiro hasta esa edad para atender el deseo de algunos profesionales y paliar la falta de facultativos

Un equipo quirúrgico durante una operación. Un equipo quirúrgico durante una operación.

Un equipo quirúrgico durante una operación. / M. H.

Los médicos ponen un ‘me gusta’ a la decisión de la Junta de flexibilizar la jubilación para que los facultativos, si lo desean, puedan trabajar hasta los 70 años. Siempre que, insisten, sea una decisión voluntaria del profesional y esté en condiciones físicas y mentales para seguir.

“Es una medida acertadísima. En Medicina, con el tiempo más sabiduría se atesora y es un despropósito condenar a la jubilación a profesionales en plenas facultades físicas y mentales. El sistema público no puede desperdiciar ese talento”, argumenta el jefe de Neurocirugía del Hospital Regional, Miguel Ángel Arráez. Él tiene casi 61 y puede continuar hasta los 70 por ser profesor titular en la Universidad. Dice que piensa trabajar “mientras el cuerpo y la mente aguanten”.

El jefe de la UCI de Pediatría del Materno, Guillermo Milano, cumplió los 65 en septiembre pasado. Pero pidió una prórroga para continuar al pie del cañón. “Jubilarse no es un deber, es un derecho”, esgrime. Cree que la medida puede ser útil para paliar el déficit de facultativos que hay en la actualidad, aunque ve la otra cara de la moneda:“Puede suponer un freno para los profesionales más jóvenes”. Por eso la defiende como “una medida buenísima” para las zonas de difícil cobertura. La Delegación de Salud ha precisado que “solamente” será para esas áreas.

El jefe de Oncología Médicda de los hospitales Regional y Clínico, Emilio Alba, también cree que la ampliación voluntaria de la edad de jubilación es una decisión “correcta por dos razones:“Porque hay profesionales que están bien física y psíquicamente y quieren seguir trabajando y para paliar el déficit de médicos”. A sus 61, dice que tiene una vida profesional plena y que no está quemado, pero que piensa retirarse a los 65 “para poder pasear una mañana tranquilo”.

Los sindicatos Médico y de Enfermería piden que también se flexibilice hacia abajo

El cirujano cardiaco Miguel Such se jubiló del Clínico en septiembre. Sobre la flexibilización hasta los 70 comenta:“La medida me parece perfecta. Jubilar a gente capaz y con experiencia es lamentable. Siempre que sea algo voluntario y que al profesional le haga ilusión, me parece bien”. Sin embargo matiza que debe estudiarse caso por caso para confirmar que la persona está en plenas facultades físicas y mentales para hacer el trabajo.

El nefrólogo del Regional Guillermo Martín ya tiene 65 años. Sigue trabajando porque pidió una prórroga. Aplaude la medida porque sostiene que dará “la oportunidad a personas con mucha experiencia de seguir trabajando y transmitir esa experiencia a la gente joven; por lo que es favorable para todos”. De momento él se plantea seguir hasta los 67 y cuando llegue a esa edad ya verá lo que hace.

El presidente del Sindicato Médico, Antonio Martín, ve positivo el anuncio aunque cree que no puede ser “café para todos”. Y defiende que la flexibilización debe ser también hacia abajo y permitir la jubilación desde los 60 años. Además, reivindica que el tiempo trabajado durante las guardias cotice, ya que en la actualidad no computa a efectos jubilatorios. Afirma también que muchos profesionales están deseosos de irse “porque están quemados” debido a las cargas de trabajo y los agravios retributivos con otras comunidades.

Según precisó la Delegación, la medida también será de aplicación para los enfermeros. El secretario del Sindicato de Enfermería (Satse), Juan José Sánchez, solo la acepta “para determinados puestos siempre que sea voluntaria”, pero más bien aboga por la jubilación anticipada “por la penosidad del trabajo de los enfermeros, con jornadas nocturnas y a turno”. Pero en general no la ve bien: “No imagino a un enfermera con 70 haciendo noches y trabajando a turnos”.

El propio gerente del Regional, Víctor Baena, cumplió los 65 y cuando ya estaba a punto de jubilarse fue repescado como gestor para dirigir el hospital. Ya no verá pacientes, pero sostiene que sigue porque le hace ilusión. Lo mismo que guía a quienes optar por continuar.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios