Málaga

La Junta abre expediente por graves irregularidades en el punto limpio de La Viñuela

  • En el informe se indica que "el volumen de los residuos acumulados es imposible de calcular" y que no existe libro de registro de residuos peligrosos

Imagen de archivo de la Delegación de la Junta en Málaga capital. Imagen de archivo de la Delegación de la Junta en Málaga capital.

Imagen de archivo de la Delegación de la Junta en Málaga capital.

La Junta de Andalucía ha abierto un expediente de inspección para subsanar graves irregularidades que han detectado en el punto limpio de La Viñuela, que presuntamente no cumple con los fines y objetivos para los que fueron puesto en marcha.

En el informe se indica que "el volumen de los residuos acumulados es imposible de calcular, dada la disparidad y variedad de estos, que están en toda la superficie de la instalación, apilados unos y en total mescolanza la mayoría".

También se advierte de que no hay ni etiquetado ni clasificación de los distintos residuos, que no especifican el tiempo de almacenamiento de los mismos y no existe libro de registro de residuos peligrosos ni de aceites usados.

Tampoco existen fracciones de recogida separada, ni sistemas de identificación, ni etiquetas en los propios residuos, pese a que un punto limpio debe ser una pieza clave en la recogida selectiva y en la aplicación de la normativa de residuos, según han denunciado diferentes agentes activos de la zona.

En el expediente de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible se afirma que "una organización caótica de los residuos y la falta de espacio, por el hacinamiento de restos para los que no están autorizados, favorece el vertido de escombros y otros materiales sin uso en cualquier punto de la comarca".

La delegación provincial de la Consejería ha abierto un expediente de inspección para subsanar dichas irregularidades ya que la función que debe cumplir el centro es la recogida de núcleos urbanos y recepción en sede de materiales inservibles que puedan contaminar y cederlos a empresas autorizadas para su tratamiento, reciclaje o eliminación.

Las correcciones que se han producido en las instalaciones corren a cargo de la empresa gestora y el ayuntamiento para que el expediente no derive en un perjuicio medioambiental aún mayor, ni en una sanción a los gestores.

Los agentes activos denunciantes afirman que "no se pueden dedicar en ningún momento al tratamiento de residuos" y en ningún momento puede haber maquinaria ni acciones de tratamiento y gestión de residuos en instalaciones diseñadas para ser puntos limpios "y ni mucho menos sacar beneficio de dichas acciones".

Desde el gabinete jurídico del consistorio han afirmado que un punto limpio debe ser una pieza clave en la recogida selectiva y en la aplicación de la normativa de residuos. Han destacado que al favorecer la recuperación de materiales, contribuyen a disminuir el depósito en vertedero como fórmula de gestión, por lo que si no se está produciendo y la consejería les interpela a una respuesta y a una subsanación procederán "de la mejor forma posible".

Empresarios, vecinos y organizaciones ecologistas de la zona han indicado que dichos hechos podrían suponer una actividad ilícita, por no responder su labor a su autorización administrativa, por facilitar vertidos a otras zonas sin control, al no tener espacio suficiente en sus instalaciones y por sacar beneficio económico con ello.

Además advierten de que el espacio en el que fue concebido este punto limpio no es el adecuado porque es insuficiente para el volumen de residuos admitidos y ello crea un impacto visual negativo y el acceso es más complicando, favoreciendo que algunos personas acorten sus tareas vertiendo en el río Vélez o en otras zonas de gran valor natural.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios