Andalucía

La Junta lanza un plan para luchar contra la estacionalidad turística

  • La medida, formada por 266 acciones en 57 municipios con una inversión de 18 millones de euros, intentará reducir un 5% la tasa cada año hasta 2016.

La Junta de Andalucía invertirá 18,3 millones de euros en la lucha contra la estacionalidad a través del Plan de Choque Contra la Estacionalidad Turística del Litoral Andaluz 2014-2016, formado por un total de 266 acciones encaminadas a reducir los efectos de este fenómeno y atraer nuevos segmentos de demanda.

La iniciativa ha sido presentada este viernes en Málaga por el consejero de Turismo y Comercio, Rafael Rodríguez, quien ha señalado que el objetivo es reducir cada año un cinco por ciento la tasa de plazas cerradas en invierno.

Este plan se desarrollará durante 18 meses en 57 municipios de cinco provincias andaluzas -Huelva, Cádiz, Málaga, Granada y Almería-, exceptuando las capitales. La Junta pretende así alcanzar la homogeneidad de la actividad turística a lo largo de todo el año y atraer nuevos segmentos de demanda para reforzar la competitividad del destino.

Según ha afirmado el consejero, en el último año se ha conseguido reducir la tasa de estacionalidad en un nueve por ciento, superándose así el objetivo marcado por la propia Junta de recortar esta tasa en cinco puntos cada año, hasta situarla en un 20 ó 25 por ciento en 2020.

Así, ha detallado, el año pasado por estas fechas el 47 por ciento de las plazas hoteleras del litoral (75.193), y el 32 por ciento de los establecimientos turísticos (174) estaban cerrados.

Actualmente, ha señalado el consejero, hay 61.083 plazas y 144 establecimientos cerrados. En base a esto, Rodríguez ha manifestado que "los objetivos que nos marcamos están siendo cumplidos".

"Somos conscientes de que siempre habrá crestas y mayor concentración en verano", dada la importancia del segmento de sol y playa, pero el objetivo, ha señalado, es que "las diferencias vayan reduciéndose paulatinamente, de tal manera que la estructura turística de Andalucía en los próximos años sea lo más lineal posible".

Rodríguez ha explicado que esta iniciativa cuenta con el consenso y la implicación de los agentes del sector, que han realizado propuestas al documento a través de la Mesa del Turismo. Además, ha recordado que es parte del camino iniciado en la Conferencia Estratégica celebrada en 2012 en Torremolinos (Málaga), donde se puso de relieve la necesidad de avanzar en la colaboración público-privada para reducir la estacionalidad.

En este sentido, el consejero ha subrayado que éste "no es un plan más" y que "nada está improvisado", explicando que todas las acciones desarrolladas por la Consejería de Turismo "siguen un hilo conductor y tienen una estructura común".

Así, ha defendido que la lucha contra la estacionalidad es "un objetivo estratégico" de la Consejería y ha apuntado que este plan es un instrumento más al servicio de una política turística que tiene como objetivo "convertir a Andalucía en el principal destino del sur de Europa, en agosto y en febrero".

A su juicio, Andalucía "no puede permitirse el lujo de cerrar su oferta en temporada baja porque cuenta con un magnífico clima, grandes profesionales y multitud de segmentos y recursos para estar en primera línea turística los 12 meses del año". "Es flexible, exhaustivo y realizable", ha apostillado.

Seis áreas de trabajo 

El plan se estructura en seis áreas de trabajo: coordinación y cooperación público-privada; marketig y apoyo a la comercialización; incentivos económicos y fiscales; impulso de productos singulares y desestacionalizadores; mejora de la formación y cualificación de los recursos humanos, y sensibilización de la oferta y la demanda.

Así, dentro de esta estrategia la Junta se ha marcado como uno de los pilares fundamentales poner a disposición de los empresarios y emprendedores instrumentos financieros y beneficios fiscales que contribuyan a que sus negocios operen todo el año; atraer nuevos segmentos de demanda de mercados emisores y sensibilizar a los agentes sociales y las administraciones sobre la importancia de convertir al litoral andaluz en un destino atractivo los 365 días del año.

El Plan Contra la Estacionalidad Turística del Litoral da cabida tanto a medidas de choque, que buscarán efectos a corto plazo y que han empezado a desarrollarse ya este mismo año, como acciones enfocadas más a medio plazo y que incidirán en una mejora la competitividad de los destinos.

Así, ya se ha puesto en marcha una primera batería de 219 acciones de "alto impacto", con un presupuesto de 6,6 millones de euros, que se ejecutarán entre octubre de este año y marzo de 2015, y de octubre del próximo año a marzo de 2016. Éstas van dirigidas a aumentar el número de visitantes en épocas de menor demanda, mantener y crear empleo y evitar el cierre de establecimientos de alojamiento turístico.

Además, habrá 47 actuaciones de "amplio espectro", con un importe de 11,7 millones de euros, que se llevarán a cabo durante todo el periodo de vigencia del plan. En este caso, se impulsarán estrategias encaminadas a la diversificación de la oferta mediante el diseño de productos singulares y desestacionalizadores, la mejora de la cualificación profesional, actuaciones de marketing, incentivos fiscales o campañas de sensibilización.

Además, se impulsa la creación de una Red de Municipios contra la Estacionalidad, para buscar la implicación de todo el sector y de los ayuntamientos. De hecho, en palabras de Rodríguez, este instrumento constituye "el mejor ejemplo de cooperación".

Se trata, ha agregado, de "un órgano pionero en España" que integrarán corporaciones locales y la Consejería para promover la intercomunicación entre los municipios, la implantación y seguimiento de iniciativas que respondan a las inquietudes del sector y fomentar la participación de los agentes socioeconómicos.

"Un plan maestro" 

Por su parte, los agentes sociales han calificado este proyecto como "un plan maestro" para reducir la estacionalidad. Así se han expresado el presidente del Consejo de Turismo de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Miguel Sánchez, y el representante regional de Hostelería y Turismo en CCOO, Gonzalo Fuentes.

Así, Sánchez ha sostenido que los empresarios valoran "muy positivamente" este plan, y ha insistido en que "era necesario" también para "llamar la atención de los europeos para que pasen sus vacaciones de invierno en Andalucía".

De este modo, ha defendido que "para un empresario lo más desagradable es tener que cerrar porque no hay promoción, más teniendo un producto único".

Para Fuentes este plan es "una hoja de ruta con la que somos capaces de crear ilusión", agregando que "lo que hace falta es voluntad política" porque "nadie entiende que en Andalucía se cierren el 50 por ciento de los hoteles".  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios