Málaga

La Junta pretende licitar este verano la obra de la tercera depuradora de Málaga

  • El coste estimado de esta infraestructura ronda los 110 millones de euros y no se espera que esté concluida hasta finales de 2022

Depuradora del Guadalhorce. Depuradora del Guadalhorce.

Depuradora del Guadalhorce.

La Junta de Andalucía tiene intención de licitar este mismo verano las obras de construcción de la tercera depuradora de Málaga capital, la conocida como Edar Norte. Así lo ha anunciado este lunes la consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, quien ha puesto en valor "la importancia" que tienen para la capital de la Costa del Sol y otros municipios del entorno. De este modo, se cree posible que los trabajos puedan arrancar a finales de año.

A la espera de conocer en detalle del pliego de condiciones que regirá el concurso, desde la Administración regional se eleva el coste final de la operación a unos 110 millones de euros. El paso adelante que ahora anuncia Crespo tendrá lugar, no obstante, con bastante retraso respecto a las previsiones iniciales. Cabe recordar que al poco de llegar a la Presidencia de la Junta, Juanma Moreno Bonilla, ya asumió su compromiso de ir adelante con la actuación, llegando a reservar en las cuentas autonómicas del presente ejercicio 10 millones de euros.

A pesar del interés existente en el seno del Gobierno regional, la realidad es que habrá que esperar al menos hasta finales de 2022 para la puesta en marcha de esta estación depuradora. Y ello tiene una repercusión más que evidente sobre las cuentas regionales, que tendrán que seguir haciendo frente a las multas impuestas por la Unión Europea por el retraso de Andalucía en completar la depuración de aguas de municipios de más de 15.000 habitantes. Una situación en la que se encuentran Alhaurín el Grande y Coín.

Hasta el pasado mes de abril, según los datos del Gobierno central, que acordó imputar el coste parcial de las multas a las comunidades autónomas, las multas eran de unos 3 millones. Y ello como resultado de la demora en finalizar la Edar Bajo Guadalhorce (tratará el agua de Álora, Pizarra y Coín) y de la citada Edar Norte.

La sentencia europea que condenó a España precisó, además, que cada mes de retraso en la terminación de la segunda de estas infraestructuras supondrá una penalización de 100.000 euros. Tomando como referencia esta realidad, la factura final podría irse por encima de los 5 millones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios