Málaga

La Junta se pliega a la opción municipal y descarta peatonalizar Carretera de Cádiz

  • La Consejería de Obras Públicas acepta mantener dos carriles por sentido en este eje, lo que choca con la apuesta de cierre total que se defendía en el proyecto técnico que contrató por 340.000 euros

Comentarios 4

La gran intervención de regeneración urbana anunciada por la Junta de Andalucía en Carretera de Cádiz, aprovechando la ejecución de la línea 2 del Metro, se guarda en el cajón. Como ya anunció este periódico el pasado domingo, la Administración autonómica opta por reiniciar el debate sobre la regeneración de este espacio, extremo que se puso de manifiesto en la reunión que el lunes mantuvieron representantes de esta institución y del Ayuntamiento de Málaga y en la que, según admitieron tanto el concejal de Urbanismo, Manuel Díaz Guirado, como el director de Ferrocarriles Andaluces, José Luis Nores, la Consejería de Obras Públicas renuncia definitivamente a peatonalizar este eje, apuesta fundamental del anteproyecto contratado al arquitecto Agustín Benedicto y al ingeniero Javier Buistinduy en agosto de 2007 y que supuso un desembolso de 340.000 euros.

"Es un dinero tirado a la basura", confesó Díaz Guirado, quien incluso señaló que algunos miembros de Obras Públicas admitían abiertamente que el proyecto de Benedicto y Bustinduy es "fantástico para tenerlo encima de una estantería". "Lamentamos que se destinasen 340.000 euros a un proyecto inservible e inútil", sentenció el edil del PP. Desde la Administración autonómica, Nores admitió el acuerdo en cuanto a la reserva de carriles para tráfico, al tiempo que apuntó que se tendrán en cuenta los estudios de los que ya se dispone. "En ningún caso ni las ideas ni los trabajos van a la papelera, sino que son el punto de partida, la herramienta que permitirá desarrollar un proyecto de consenso", dijo.

Con el paso atrás del Gobierno andaluz, decisión que coincide con la llegada de Rosa Aguilar, se pone fin a cualquier opción de poner en práctica una intervención que contemplaba el cierre de las avenidas Velázquez y Héroe Sostoa al tráfico de paso, permitiendo únicamente la opción de penetrar en la zona con coche a los residentes del entorno, así como a vehículos de emergencias sanitarias, bomberos y servicios operativos.

Frente a la ambiciosa propuesta de los anteriores responsables autonómicos, la alternativa a la que ahora se pliega la Consejería es la de admitir el mantenimiento de dos carriles por sentido, uno de los cuales quedaría reservado para el paso, exclusivo, de autobuses. Es decir, se acepta el planteamiento del equipo de gobierno del PP.

"Ambas administraciones estamos de acuerdo en disminuir el vehículo privado", comentó el concejal del PP, al tiempo que avanzó que la idea es "profundizar en el detalle" del diseño final a ejecutar en un pequeño tramo, de unos 700 metros, entre la Avenida de Los Guindos y calle Frigiliana, coincidiendo con algunos de los puntos más poblados de la zona, como La Paz, La Luz, Vistafranca... La elaboración de "una especie de anteproyecto" corresponderá a la Gerencia de Urbanismo y los primeros esbozos se analizarán en una próxima reunión, a celebrar en un mes. A partir de ahí, serán la consejera de Obras Públicas y el alcalde, Francisco de la Torre, los que presentarán el trabajo a los vecinos y comerciantes.

Díaz Guirado consideró que una vez puesta en marcha la maquinaria, las obras de regeneración de la zona, que obligarán a levantar todo el espacio reurbanizado tras las zanjas del Metro (lo que se traduce en un coste adicional de unos seis millones de euros), los trabajos podrían impulsarse a lo largo de 2010, aunque todo ello teniendo en cuenta el desarrollo del bulevar sobre el soterramiento del AVE, principal alternativa, junto al paseo marítimo, para desviar parte del tráfico que antes pasaba por Carretera de Cádiz.

Según el concejal, la Junta da marcha atrás además en otros compromisos, caso de la construcción de un aparcamiento disuasorio, con unas 2.700 plazas, en la zona de Martín Carpena, cuyo coste era de 125 millones. "La Junta no quiere saber nada de aparcamientos", vino a comentar, con lo que la decisión pasa por estudiar con detenimiento la solución que se dará a los 2.500 estacionamientos en superficie que hay en la zona (1.200 en el eje de Carretera de Cádiz) y que serán eliminados con la reurbanización.

700

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios