Málaga

La Junta toma partido en favor de La Invisible ante la orden de desalojo del Ayuntamiento

  • Ruiz Espejo defiende el proyecto cultural y lo considera "un ejemplo de participación ciudadana"

Protesta en favor de La Invisible. Protesta en favor de La Invisible.

Protesta en favor de La Invisible.

El colectivo cultural y social bautizado como La Invisible, que desde hace once años viene ocupando de manera irregular un edificio de titularidad municipal situado en pleno Centro histórico de la ciudad, recibió ayer un aval de peso, el de la Junta de Andalucía. Justo después de que el Ayuntamiento de la capital ordenase el pasado 22 de julio el desalojo del inmueble, dando un plazo de 15 días ya cumplido, el delegado del Gobierno andaluz en Málaga, José Luis Ruiz Espejo, apostó ayer por la continuidad de este centro cultural y confió en que haya una solución "inminente" para evitar el desalojo. A este primer plazo, en caso de no ser atendido, se sumará uno segundo por otros ocho días.

El representante autonómico, que dijo haber mantenido días atrás una reunión con responsables de La Invisible, llegó a considerar este proyecto cultural como "un ejemplo de participación ciudadana, pluralismo cultural y apoyo a la creación local y estos años ha enriquecido la oferta cultural de la sociedad malagueña".

Por este motivo, aseguró que la Junta apuesta por la "continuidad clara" de esta iniciativa y recordó el protocolo firmado por la Junta en 2011 para regularizar la situación de dicho espacio cultural alternativo. A juicio de Ruiz Espejo, se trata de un proyecto "de referencia para otras ciudades de España y del mundo, una apuesta por creadores culturales que ha tenido buena acogida y que tiene interés por su viabilidad".

Acerca de la situación actual y el desalojo requerido por el Consistorio, que los representantes de La Casa Invisible confían en paralizar, Ruiz Espejo confió en que se logre una solución "inminente" que "pasa por el diálogo claro y una voluntad política decidida del Ayuntamiento para poder continuar este proyecto y seguir su actividad". "Nosotros trasladamos el apoyo al proyecto y esperamos que pueda haber acuerdo entre los promotores y el Ayuntamiento para evitar el desalojo; tiene que ser solucionado desde el Consistorio, que es su competencia", opinó el responsable autonómico.

Sobre la posición de la Junta, el concejal de Ordenación del Territorio, Francisco Pomares, no dejó lugar a la duda. "El tema del desalojo no es opinable, porque hay unos informes técnicos que aconsejan la toma de esa decisión; la cuestión es puramente técnica, relacionada con el estado del edificio", dijo, al tiempo que insistió en que ello debe ser ajeno "al apoyo o no a la actividad cultural".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios