Málaga

La Junta sostiene que detrás de los mosaicos de 'Invader' estaba el Ayuntamiento

  • El consejero de Cultura avala la tesis que maneja la Fiscalía y apunta que "todo el mundo sabía" que existía esa relación

Uno de los mosaicos de 'Invader' instalado junto al Museo Thyssen. Uno de los mosaicos de 'Invader' instalado junto al Museo Thyssen.

Uno de los mosaicos de 'Invader' instalado junto al Museo Thyssen. / javier albiñana

La Fiscalía de Medio Ambiente de Málaga no es el único estamento que parece convencido de que la invasión protagonizada hace ahora poco menos de un año por Invader no respondió a una acción unilateral del artista francés. Mientras el ministerio fiscal apunta de manera directa al director del Centro de Arte Contemporáneo (CAC) de Málaga, Fernando Francés, contra el que ha presentado una querella, ayer el consejero de Cultura, Miguel Ángel Vázquez, abundó en esta tesis al subrayar que era conocido que tras la instalación de estos mosaicos "había una iniciativa de índole municipal". "Todo el mundo sabía que detrás de esos mosaicos había una iniciativa de índole municipal, que era el Ayuntamiento quien estaba detrás", dijo de manera categórica, al tiempo que lamentó que en este asunto el Consistorio "no haya sido el garante de la tutela del patrimonio histórico".

El consejero se pronunció en estos términos al ser preguntado por la acción emprendida por la Fiscalía, que llega a solicitar al juzgado que asuma el caso que llame a declarar en calidad de investigados tanto a Francés como a Invader. "El tiempo nos ha acabado dando la razón a la Junta de Andalucía", dijo Vázquez, quien recordó que desde que aparecieron colocadas estas obras en quince edificios del Centro histórico (entre ellos dos declarados Bien de Interés Cultural), fueron tres los requerimimientos realizados por el Gobierno andaluz al Consistorio para que procediese a su retirada.

"Hemos visto cómo el Ayuntamiento se ha hecho el remolón, ha seguido dándole largas a un asunto; ha tenido que ser la Fiscalía de Medio Ambiente la que tome cartas en el asunto", expuso. Sobre la labor municipal, insistió en que el Ayuntamiento "no ha sido el garante que debería ser de la tutela del patrimonio histórico y desde luego la Fiscalía le ha sacado una tarjeta amarilla y le ha obligado a hacer lo que tenía que hacer desde el principio".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios