Málaga

La Junta refuerza el registro de explotaciones agroganaderas para aumentar la seguridad alimentaria

  • A través de estos instrumentos será posible seguir un alimento en las fases de producción, transformación y distribución, fundamentales para localizar el origen de partidas y facilitar una rápida reacción en caso de contaminación de origen alimentario

Atunes intervenidos por la Policía Local de Málaga Atunes intervenidos por la Policía Local de Málaga

Atunes intervenidos por la Policía Local de Málaga / M. H.

El delegado territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible en Málaga, Fernando Fernández Tapia-Ruano, ha informado de que la Junta de Andalucía ha puesto en marcha dos nuevas actuaciones como medidas de refuerzo en seguridad alimentaria, con el objetivo de garantizar el control y la seguridad de los alimentos que llegan a los consumidores.

Durante una reunión informativa con agricultores y miembros de las Fuerzas y cuerpos de seguridad celebrada en Coín (Málaga), Fernández Tapia-Ruano ha destacado que la Consejería de Agricultura ha puesto en marcha el perfeccionamiento e implantación de forma definitiva del Registro de Explotaciones Agrarias y Forestales de Andalucía (Reafa), así como la exigencia obligatoria del Documento de Acompañamiento al Transporte (DAT) de productos agrarios y forestales desde el próximo martes 15 de octubre.

A través de estos instrumentos será posible seguir un alimento en las fases de producción, transformación y distribución, fundamentales para localizar el origen de partidas y facilitar una rápida reacción en caso de contaminación de origen alimentario.

Además, según ha informado en un comunicado, proporcionan al consumidor información sobre la trazabilidad de los productos, lo que permite a la Administración realizar controles que garanticen la seguridad de los alimentos.

Tanto el registro de explotaciones productoras de alimentos como la trazabilidad de los productos son una exigencia legal impuesta por la Unión Europea para garantizar, entre otros objetivos, la seguridad y la inocuidad de los productos alimentarios. En ese marco se aprobó el Decreto 190/2018, de 9 de octubre, por el que se crea y regula el Reafa y DAT.

El fin principal es facilitar el control de la higiene de las producciones agrícolas y agroforestales, así como garantizar la trazabilidad de los productos alimentarios y la legítima procedencia de las mercancías, objetivo del DAT, así como dificultar también los robos en el campo y su posterior venta ilegal, ha explicado el delegado territorial.

El fin principal es facilitar el control de la higiene de las producciones agrícolas y agroforestales

En la reunión, con más de 180 asistentes, ha informado de que el nuevo Gobierno de Andalucía ha puesto en marcha "a pleno rendimiento" el Reafa y transmitió la obligatoriedad del uso del DAT desde el próximo 15 de octubre, un año después de la publicación del referido decreto, como se estipulaba en su redacción.

Este documento deberá acompañar al traslado de los productos sin transformar obtenidos de las explotaciones agrarias, forestales y agroforestales, desde su origen hasta el lugar de almacenamiento o primer destino de comercialización. Incluirá la identificación del suministrador y las características principales del producto: calidad, naturaleza, origen, composición, finalidad, denominación, fecha de producción o caducidad y datos del fabricante.

El delegado de Agricultura ha comunicado, asimismo, que la Consejería ha desarrollado una serie de herramientas para simplificar el cumplimiento de estas obligaciones y, junto al formulario en papel, se ha creado una aplicación web que permite la consulta en tiempo real, tanto a titulares de explotación y transportistas como a destinatarios, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y a la propia Administración. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios