Sucesos

Leonor, la mujer asesinada en Fuengirola, se separó hace tres meses de su ex pareja, a la que conoció con 15 años

  • Ambos se criaron en el mismo barrio

  • Él tenía nacionalidad alemana aunque nació en España, según cuentan, para librarse de la mili

Imagen de la concentración de ayer en Fuengirola. Imagen de la concentración de ayer en Fuengirola.

Imagen de la concentración de ayer en Fuengirola.

La mujer asesinada el pasado sábado en Fuengirola se llamaba Leonor y tenía 47 años. Llevaba tres meses separada de su ex pareja, a la que conoció con 15 años, según aseguró a este periódico un familiar de la víctima. Ambos se criaron en el mismo barrio y pertenecen a familias muy conocidas en el municipio. Su presunto agresor, de padre alemán, cuenta con la nacionalidad alemana pese a haber nacido en España, según cuentan, para librarse de la mili. Actualmente está detenido como sospechoso de la muerte de su ex pareja con arma blanca en presencia de su hijo, un menor de 16 años que también resultó herido con un corte en la cara y en el hombro por defender a su madre.

Los hechos tuvieron lugar este sábado en la calle San Salvador, donde se acababa de mudar hace apenas un mes, muy cerca de la vivienda de sus padres, con quienes estuvo viviendo al cortar la relación. Fueron los propios vecinos quienes alertaron a los servicios de emergencia tras escuchar los gritos de auxilio del menor. El supuesto agresor, que se encuentra aún en dependencias judiciales, fue detenido poco después mientras se encontraba en el hospital Costa del Sol curándose unas heridas. El hijo de ambos fue trasladado al centro de salud con heridas leves.

Según la definen sus familiares, ella era "muy dulce, muy tierna"; él, una persona altanera, "de la que no sospechábamos nada porque tenía dos caras. Desde que lo dejaron él ha estado siempre detrás de ella para hacer las paces y volver con ella, pero ella quería un tiempo. Su hijo no lo quería ni ver", comentó.

Aunque nadie en su entorno más cercano se imaginaba este desenlace. Tampoco consta ninguna denuncia previa por maltrato por parte de la víctima. "Ella era de las personas que se lo guardaba todo y no decía nada. Salió de su casa una noche y se fue a casa de su padre hasta que se compró un piso cerca de ellos. Ni su madre sabía por qué se habían separado", agrega.

Los comerciantes consultados coincidieron en destacar que la familia de Leonor "era una piña". "Ella siempre estaba pendiente de su hijo y se vino hace unos meses a vivir aquí para también estar más cerca de sus padres, que son unas bellas personas, un encanto", expresaron. El ex marido es alemán pero criado en el pueblo en el seno de una conocida familia de Fuengirola. Vivía en la plaza de la Constitución del municipio. "Le vi hace unos días paseando. No trabajaba", añade otro comerciante, que recuerda el carácter peculiar que tenía. Pero ninguno de ellos, aseguraron, sospechaban que terminaría acabando con la vida de Leonor.

El Ayuntamiento de Fuengirola ha decretado tres días de luto tras lo sucedido. En la mañana de ayer, un millar de personas se concentraron en repulsa por el crimen machista que tuvo lugar ayer en el municipio y que ha conmocionado a toda la ciudad. La alcaldesa, Ana Mula, trasladó a la familia de la víctima, en especial al hijo, el pésame en nombre de la ciudad. "Me gustaría hacer llegar a los familiares todo nuestro apoyo. También pongo a su disposición, como ya hemos hecho, los medios de los que disponemos para la atención en estos casos. Especialmente, mando un fuerte abrazo y fuerza al hijo de la víctima", aseguró.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios