Málaga

Llegan los primeros 28 internos al centro penitenciario de Archidona

  • Las instalaciones esperan recibir unos 200 presos en la primera fase

  • El sindicato Acaip denuncia algunas deficiencias del centro

Un autobús accede a las instalaciones del nuevo centro penitenciario de Archidona. Un autobús accede a las instalaciones del nuevo centro penitenciario de Archidona.

Un autobús accede a las instalaciones del nuevo centro penitenciario de Archidona. / javier flores

La cárcel de Archidona recibió ayer sus primeros presos cuatro años después de su construcción y una enorme polémica suscistada por su utilización a principios de año por el Gobierno central como un centro provisional de internamiento de inmigrantes, que llegaron a protagonizar un motín en su interior. Según explicaron ayer a los representantes sindicales de los funcionarios de prisiones, en principio está previsto que lleguen internos procedentes desde los centros de Alhaurín de la Torre y Córdoba, aunque no se descarta que muevan a presos de otras cárceles como la de Jaén.

Las primeras estimaciones apuntan a que serán unos 200 los internos que irán llegando a Archidona de forma paulatina, en tandas de 28 personas, que es la capacidad máxima de los furgones de traslado del la Guardia Civil.De este modo, ayer se inició el arranque oficial de la actividad como centro penitenciario de ese enorme complejo que cuenta con 1.000 celdas y capacidad para acoger a 2.000 reclusos, por lo que todavía se encuentra muy lejos de llegar a este número con las primeros traslados que han comenzado a realizarse. El sindicato de prisiones Acaip denunció ayer que les están llegando "noticias de que el centro presenta carencias, como que la cocina aún no funciona, por lo que las primeras semanas la comida se hará en el centro de Alhaurín", pero confían que "la profesionalidad de los compañeros (unos 280) bastará para solventar los problemas que a buen seguro se irán presentando".

Diversos vehículos de la Guardia Civil llegaron ayer a sus instalaciones

Además, también apuntaron a falta de personal sanitario y a algunos problemas con las comunicaciones con los internos, aunque los turnos de visitas sí que se mostraron convencidos de que podrán realizarse con normalidad para los familiares. Mientras tanto, ayer la actividad en la entrada de la cárcel de Archidona ya era la habitual a cualquier otro centro penitenciario, con entrada y salida de diferentes vehículos de la Guardia Civil, entre los que se encontraban furgones de traslado de internos, y también la llegada de autocares. A ellos se unían la entrada y salida del personal que ya está atendiendo las instalaciones para realizar los relevos habituales, a los que se unen también los controles en la puerta de acceso hasta el centro penitenciario.

En los módulos residenciales, los presos disponen de los servicios culturales, sanitarios, deportivos y talleres ocupacionales, un patio, una sala de estar, comedor, economato, consulta médica, taller ocupacional, pequeño gimnasio, aulas y peluquería. La construcción de la segunda cárcel de la provincia contó con un presupuesto de 100 millones de euros, al tiempo que fue necesaria la realización de actuaciones paralelas para garantizar, por ejemplo, el abastecimiento de agua de las dependencias, situadas en un paraje próximo a la A-92M. Además, tras los incidentes producidos por el internamiento de inmigrantes también se produjeron diferentes daños que han tenido que ser reparados antes de producirse el inicio de la actividad.

En el aire también se han quedado otras promesas, como la adecuación del cuartel de Guardia Civil en Archidona, que se preveía que estuviese destinado a acoger a los nuevos agentes que serán asignados a este centro penitenciario. No obstante, se anunció un refuerzo de plantilla con nuevos agentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios