Málaga

Málaga quiere que todos los comercios de la ciudad puedan abrir más domingos

  • El Ayuntamiento negocia una nueva delimitación que incluiría toda la Semana Santa, incluido el Domingo de Resurrección, y el periodo de junio, julio, agosto y septiembre 

  • La Cámara de Comercio muestra ciertas reservas sobre el planteamiento

Imagen de la zona d ampliación del Plaza Mayor. Imagen de la zona d ampliación del Plaza Mayor.

Imagen de la zona d ampliación del Plaza Mayor. / Javier Albiñana

La posibilidad de que los grandes centros comerciales de Málaga capital, junto al resto de establecimientos, abran sus puertas más domingos vuelve a estar sobre la mesa. El Ayuntamiento tiene previsto aprobar en las próximas semanas una nueva solicitud que remitirá a la Junta de Andalucía modificando las actuales condiciones de la declaración de la Zona de Gran Afluencia Turística (ZGAT). La principal variación contemplada pasa por demandar la posibilidad de que haya libertad de apertura para los comercios el Domingo de Ramos, el Domingo de Resurrección y todos los domingos de los meses de junio, julio, agosto y septiembre.

El planteamiento, que sigue siendo objeto de conversaciones con el sector en el marco de la Confederación de Empresarios de Málaga (CEM), supone la incorporación de nueve domingos más respecto al calendario vigente en los dos últimos ejercicios. La ampliación, en cualquier caso, está lejos del esquema que llegó a plantear hace una década el Consistorio y que suponía una total liberalización de apertura. 

La última solicitud realizada por el Consistorio data de noviembre de 2018. En aquella ocasión propuso la declaración de la totalidad del municipio como ZGAT desde 2019 hasta 2022 para los periodos de Navidad, Semana Santa (desde el Domingo de Ramos al Sábado Santo) y periodo estival (del 1 de julio al 15 de septiembre). La posición del Gobierno regional fue contraria, manteniendo las medidas que se venían aplicando desde años anteriores, que afectaban solo al área de Bien de Interés Cultural, Zona Conjunto histórico, y para un periodo más corto: Semana Santa de Domingo de Ramos a Sábado Santo y el mes de agosto para los años 2019, 2020, 2021 y 2022.

La última solicitud realizada por el Consistorio data de noviembre de 2018. En aquella ocasión propuso la declaración de la totalidad del municipio como ZGAT desde 2019 hasta 2022 para los periodos de Navidad, Semana Santa (desde el Domingo de Ramos al Sábado Santo) y periodo estival (del 1 de julio al 15 de septiembre). La posición del Gobierno regional fue contraria, manteniendo las medidas que se venían aplicando desde años anteriores, que afectaban solo al área de Bien de Interés Cultural, Zona Conjunto histórico, y para un periodo más corto: Semana Santa de Domingo de Ramos a Sábado Santo y el mes de agosto para los años 2019, 2020, 2021 y 2022.

La nueva propuesta municipal incluye nueve domingos más que los ahora autorizados por la Junta

La concejala de Comercio, Elisa Pérez de Siles, justificó esta apuesta en la necesidad de impulsar medidas de reactivación económica en un escenario marcado por el Covid, en el que son evidentes las caídas en las cifras de facturación de todos los protagonistas comerciales de la capital. 

"En estos meses nos dicen que cae la facturación y que ven que el resto de municipios tienen oportunidades de apertura que nosotros no tenemos", comentó, apuntando la existencia de un informe la CEM en el que se abordan las oportunidades de empleo que puede suponer esta nueva delimitación. "En ese documento se apunta la necesidad de que el Ayuntamiento solicite un nuevo procedimiento, algo que podemos hacer desde enero", argumentó.

En este sentido, Pérez de Siles admitió que la propuesta que está sobre la mesa "no es tan ambiciosa; lo que buscamos es conseguir lo mismo que tienen el resto de municipios, no hablamos de liberalización comercial sino de tener la misma declaración que por ejemplo han obtenido Nerja, Estepona, Marbella o la que tienen ya otros Fuengirola, Torremolinos, Rincón de la Victoria…".

El planteamiento al que ahora se da forma responde de manera parcial a las exigencias que desde hace meses vienen realizando las grandes aglomeraciones comerciales de la ciudad, caso del Plaza Mayor, el Larios, el Rosaleda o El Corte Inglés, entre otros. Complejos que llegaron a instar al Ayuntamiento a ejecutar la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que favorece la liberalización de los horarios comerciales. 

"Esa resolución deja poco margen a la interpretación", señala la concejala de Comercio, quien insiste en que "la restricciones de las aperturas tienen que estar muy justificada, son una excepción". A pesar de la claridad del fallo, conocido a finales de 2019, el Consistorio viene eludiendo en este tiempo su ejecución, lo que ha provocado que estos centros hayan llegado a advertir con la posibilidad de un pleito judicial.

En este contexto, la posición municipal es clara. "Tenemos que decidir si queremos un buen acuerdo o un mal litigio, no hay más opciones; todos tenemos que ceder porque la solución vía tribunales será menos satisfactoria para todos", explicó Pérez de Siles. En el momento actual, parece existir una posición más próxima al acuerdo, aunque actores como la Cámara de Comercio, que épocas anteriores era defensores de la liberación comercial, ahora se muestra algo más reacia.

Para tratar de rebatir las objeciones tradicionales por parte de los sindicatos, entre otros, respecto a la incidencia que una mayor apertura tendrá sobre los pequeños negocios, la concejala de Comercio recordó que la crisis sanitaria se deja notar por igual sobre las grandes superficies y los negocios más pequeños. "Hablamos de una caída de la facturación de entorno al 40% y al 45%, y en la misma medida ha crecido el comercio online; el escenario en el que nos encontramos es muy distinto al que teníamos hace unos años", apostilla.

El presidente de la Cámara de Comercio, Sergio Cuberos, defiende la posibilidad de ampliar la apertura en domingo, pero en un calendario algo más limitado que el planteado por el Consistorio y no para toda la ciudad. "Se debe ampliar a los tres meses de verano, pero también que deben delimitar las zonas, no es de recibo que toda Málaga se incluya porque no toda la ciudad es turística", expuso. En caso fue claro al indicar: "No se puede aprovechar la ZGAT para impulsa una liberalización encubierta".

La posición del ente empresarial apunta a la posibilidad de permitir la apertura toda la Semana Santa, incluyendo el Domingo de Resurrección, así como en el periodo comprendido entre el 15 de julio y el 15 de septiembre. Y acotando la aplicación a cuatro grandes distritos de la capital, que dan cabida a centros como El Corte Inglés, Vialia, Larios, Los Patios y el Plaza Mayor. "No creemos que Puerto de la Torre, por ejemplo, tenga mucho interés desde el punto de vista turístico", dijo.

Cuberos, además, recordó que las nuevas aperturas planteadas hay que sumarlas a los festivos ya declarados por la Junta de Andalucía, 14 en 2021 y 16 en 2022. A esto sumó la necesidad de tener en consideración que el marco laboral no es similar para el sector comercial y las grandes superficies, que sí contemplan la posibilidad de trabajar en domingo.

Desde el punto de vista de la CEM, la modificación de la ZGAT no es "prioritario" en el corto plazo, periodo en el que la atención está puesta en atender las necesidades inmediatas de los comercios de la capital y de la provincia. Algo que, según la secretaria general del ente, Natalia Sánchez, pasa por resolver los problemas de liquidez que presentan ante la caída de la facturación debido a la pandemia. Una cuestión que en fechas próximas va a ser objeto de un acuerdo con el Ayuntamiento, que será el primero de Andalucía en llegar a un acuerdo con Garantia para ofrecer prestamos avalados.

Sin embargo, sí defendió que se trabaje en el marco de una "estrategia en el medio y largo plazo, en el que es un asunto que hay que abordar". Sánchez, que recuerda la existencia de sentencias claramente favorables a la liberalización completa de las aperturas, avaló la opción de que la propuesta final "no sea excesivamente amplia", tratando con ello de responder a las dificultades de los comercios más pequeños. Y señaló el agravio que puede suponer la existencia de otros municipios próximos donde el marco de apertura es más amplio que el de Málaga capital.

p

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios