Política

De Málaga a la corte de Merkel

  • El malagueño Rafael Jiménez lleva seis años en Alemania y puede convertirse en mayo en el primer cargo electo español del país

  • Se presenta por la CDU para ser concejal en Norderstedt

Imagen del candidato malagueño del partido conservador alemán. Imagen del candidato malagueño del partido conservador alemán.

Imagen del candidato malagueño del partido conservador alemán. / M. H.

El malagueño Rafael Jiménez Salesch lleva seis años viviendo en Alemania y en unos meses puede convertirse en el primer español que logra un cargo electo en la política alemana. Rafael se presentará a las elecciones locales del próximo 6 de mayo por la CDU, el partido de Ángela Merkel, en el distrito 20 de la ciudad de Norderstedt y tiene muchas posibilidades de salir elegido por sus vecinos. "Claro que espero ganar", asegura en conversación con Málaga Hoy desde su residencia germana al norte de Hamburgo. Su objetivo no será sencillo, debe reconquistar el único bastión logrado por la izquierda del SPD en las elecciones del 2013.

Nacido en Torre del Mar hace 29 años, de padre malagueño y madre alemana que llegó a Málaga en los años 80, Rafael Jiménez nunca había sentido curiosidad por la política ni mucho menos había previsto un futuro como representante público en tierras teutonas. De hecho durante su infancia y adolescencia, su contacto con Alemania se limitó a viajes esporádicos. Después de terminar los estudios de Traducción e Interpretación en Granada su futuro laboral le esperaba en Berlín, a la que llegó en 2012. Allí terminó instalándose, se casó y espera en este momento su segundo hijo. El contacto con la política le llegó casi por casualidad hace un año y medio, en el curso de una fiesta en su barrio, donde conoció a uno de los representantes políticos del partido conservador que gobierna el país. "Se sorprendió en conocer a un extranjero interesado por la política alemana", asegura el malagueño. El partido buscaba entonces gente joven para renovar sus estructuras locales, y se lo propusieron. No se pensó dos veces la oferta y decidió afiliarse. La política en aquel país se concibe "de forma muy distinta" que en España. "Es más una vocación de servicio que un empleo", asegura. De hecho, un cargo similar a un concejal español no cobra más de 300 euros al mes, una asignación simbólica dirigida a "evitar la corrupción y el nepotismo".

Se ha demonizado mucho al CDU por el tema de los recortes, pero se trata de un partido muy abierto"

En Alemania, la acción política municipal también se estructura de otro modo que en España. Por un lado está la administración- die Verwaltung-, gestionada únicamente por profesionales, y el aparato político que conecta dicha administración con la ciudadanía, lo que se denomina die Politik.

"También es difícil encontrar a gente en Alemania que quiera emplear su tiempo en la política. Quien la ejerce lo hace a sabiendas de la remuneración simbólica que por ello obtendrá, ya que los cargos resultantes de esta, son de índole honorífica, mantiene.

Cada ciudad se divide en distritos. Para cada uno de esos distritos, los partidos colocan a sus candidatos, votados obligatoriamente en primarias municipales. En su caso, le sorprendió la unanimidad que logró para ser el candidato. Cuando llegan las elecciones municipales, los ciudadanos votan a un representante ciudadano, que es el que defenderá las cuestiones locales. El alcalde es el jefe de la administración y se elige en elecciones distintas. En el caso del municipio de Norderstedt, se elegirán el 6 de mayo 20 concejales, uno por cada distrito. Él se presentará por el distrito 20 (Glashütte Süd), en el que están censados unos 10.000 habitantes.

Estos representantes se ocuparán, en primera instancia, de lo que ocurra en su demarcación territorial y las competencias también son diferentes a las de la política local española. Por ejemplo, los municipios poseen competencias directas en educación o construcción de infraestructuras, sin pasar por su respectiva comunidad autónoma o Land.

El malagueño está ilusionado con la que puede ser su nueva responsabilidad a partir de mayo y no está de acuerdo con la imagen externa que se tiene del partido conservador al que pertenece. "Se ha demonizado mucho al CDU por el tema de los recortes, pero se trata de un partido muy abierto, que aunque tenga núcleos conservadores también dispone de gente progresista". Su contribución al viejo partido fundado en 1945 tiene mucho que ver con su origen foráneo. "Quiero aportar mi acervo cultural español, para crear una sociedad más multidisciplinar". En su distrito ya tiene pensados los temas que abordará si sale elegido: renovar algunas infraestructuras y crear más plazas de guarderías, sin olvidar cuestiones relacionadas con el medio ambiente. De su jefa, Ángela Merkel, asegura que se trata de una persona "muy inteligente y con gran sentido del humor", además de respetada en Europa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios