Málaga

Málaga debería tener 30 alergólogos en la sanidad pública y sólo tiene 13

  • Los especialistas llevan más de una década denunciando el déficit y la falta de estos profesionales en los hospitales comarcales

Un hombre se hace las pruebas de la alergia. Un hombre se hace las pruebas de la alergia.

Un hombre se hace las pruebas de la alergia.

La situación no cambia. Hace más de una década que los alergólogos vienen denunciando la falta de estos especialistas en la sanidad pública. Aunque la patología -en distintos grados- afecta a la cuarta parte de la población, apenas hay 13 especialistas en alergias. La cifra supone que el sistema público cuenta en la provincia con apenas un tercio de lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud. La OMS aconseja un alergólogo por cada 50.000 habitantes. Según esta ratio, la sanidad pública malagueña debería disponer de 32 alergólogos.

Hay alergias muy habituales, como a los ácaros, al polen, a los frutos secos, a los medicamentos, a los mariscos... Y otras menos comunes como al látex o al frío. Cada día se conocen más alergias y cada vez hay más alérgicos. En la provincia se estima que unos 400.000, entre los casos más leves y los más graves. Pero el número de alergólogos en la sanidad pública provincial se mantiene inamovible en torno a la decena. "No hay ni en los hospitales comarcales, ni en el Clínico", apuntaba un profesional. Esa es otra vieja y desoída demanda de estos especialistas: que se acerque la asistencia a la población creando el área de alergias en los hospitales del resto de la provincia. "No se entiende que no exista la especialidad en Vélez, Antequera o Marbella para que los pacientes puedan ir al alergólogo como van al otorrino o al neumólogo", reflexionaba el facultativo. Este déficit tiene dos consecuencias. Por un lado, aquellos pacientes de fuera de la capital con alergias más graves deben desplazarse al Hospital Civil de Málaga, donde se ubica la única unidad de Alergología.

Por otro, aquellos casos más leves son atendidos por otros especialistas, como neumólogos, otorrinolaringólogos y dermatólogos, según la parte del organismo afectada por la patología. De modo que los enfermos se parcelan. Las rinitis las tratan los otorrinos, las urticarias alérgicas los dermatólogos y el asma los neumólogos. Incluso hay casos que ni llegan a un especialista y son asistidos por médicos de familia. Pero aunque existan otros especialistas que tratan la patología, los alergólogos son los únicos que atienden las alergias a fármacos y alimentos. Además, son los responsables de los tratamientos con vacunas para tratar de minimizar su impacto.

Tanto la escasez de alergólogos como su inexistencia en los hospitales comarcales son carencias que no son exclusivas de Málaga. De hecho, hay provincias de la comunidad autónoma en las que el déficit es aún más clamoroso, según ha denunciado repetidamente la asociación Alergosur que agrupa a estos profesionales. Por su parte, la Administración sanitaria andaluza replica que las patologías respiratorias alérgicas -como rinitis, asma o alergias al polen y las gramíneas- se ven en primera consulta en menos de un mes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios