Málaga

Málaga: Un padre y su hijo apuñalan y golpean a un vecino tras caerle agua al patio

  • El hijo, que fue detenido como presunto agresor, le atacó con un objeto punzante y, el progenitor, con un bate de béisbol 

  • La víctima presentaba una herida en el abdomen y tuvo que ser intervenida quirúrgicamente

Dos agentes de la Policía Local de Málaga recorren las calles del Centro. Dos agentes de la Policía Local de Málaga recorren las calles del Centro.

Dos agentes de la Policía Local de Málaga recorren las calles del Centro. / Javier Albiñana

Una disputa vecinal ocurrida durante la pasada noche acabó con un vecino apuñalado y otro detenido, de 30 años, en la barriada malagueña de Cruz Verde. La investigación, según han confirmado distintas fuentes próximas al caso consultadas, apunta a que la reyerta se originó después de que cayera agua al patio de una casa mientras una mujer tendía la ropa en la planta de arriba. 

Fue entonces cuando, según las pesquisas, un padre y un hijo, que residen en el inmueble que se vio afectado, se enfrentaron con el vecino afectado, que vive en mismo edificio. El progenitor llevaba un bate de béisbol mientras que el otro se había provisto de un arma blanca, con la que, supuestamente, asestó una puñalada al hombre y la emprendieron a golpes con él. La víctima sufrió una herida en el abdomen y tuvo que someterse a una intervención quirúrgica.

Los hechos tuvieron lugar sobre las 20:00 en calle Cruz Verde. Una llamada en la Sala 092 de la Policía Local de Málaga informaba de que se estaba produciendo una reyerta con arma blanca. Varias dotaciones y una unidad del Grupo Operativo de Apoyo (GOA) del citado cuerpo policial se desplazaron al lugar, observando a un grupo de unas veinte personas muy agitadas. El primer paso fue reconducir la situación. "No me acerqué pero había muchísimos policías con escudos y vecinos fuera de sus casas", relata un testigo consultado por este periódico.

Mientras los efectivos recababan información acerca de lo sucedido, un hombre salió de un portal sin camiseta y con un pañuelo puesto en el abdomen. Les manifestó que no había pasado nada, que no quería problemas y que pretendía irse de allí. Los policías locales le pidieron que se retirase el pañuelo con el que se cubría el abdomen y comprobaron entonces que tenía una herida sangrante producida por un objeto punzante, además de hematomas en la espalda, por lo que procedieron a auxiliarle y a solicitar un servicio médico de urgencia.

"Me han pinchado pero no es nada"

La víctima trató de restarle importancia a la agresión. Explicó que solo le habían pinchado, "pero que no era nada", al tiempo que reconoció que le habían golpeado con un bate de béisbol. Tuvo que ser trasladado en una ambulancia hasta un hospital, donde fue intervenido quirúrgicamente por lesiones graves, según han indicado desde la Policía Local.

El origen: agua sobre la ropa tendida

Todo comenzó, al parecer, a raíz de una discusión motivada porque la pareja de la víctima había arrojado agua desde su piso, cayendo sobre la ropa tendida en la casa de la planta inferior. Los reproches mutuos, según han indicado desde la Policía Local, llevaron al vecino de la planta superior a acudir hasta la de abajo. Entre ambos se inició una pelea en los rellanos de la escalera del bloque que terminó en el patio. Padre e hijo protagonizaron la escena. En el caso de este último, con un objeto punzante con el que, al parecer, intentó apuñalar varias veces al vecino. Llegó a conseguirlo en una ocasión, lo que motivo que éste, ante el peligro que corría su vida, se marchase del lugar y se refugiase en su domicilio, según recoge el atestado policial.

La víctima tuvo que refugiarse en su casa tras intentar apuñalarle su vecino varias veces

El supuesto autor del apuñalamiento fue detenido por un delito de homicidio en grado de tentativa y lesiones con arma blanca. Posteriormente, los agentes lo trasladaron hasta los calabozos de la Comisaría provincial de la Policía Nacional.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios