Málaga

Málaga pierde casi 1.200 médicos en una década por la precariedad laboral

  • El 80% volvería si se mejorasen las condiciones

  • La sangría equivale a siete promociones de Medicina entre 2007 y 2017

Una consulta de un centro de salud de la capital. Una consulta de un centro de salud de la capital.

Una consulta de un centro de salud de la capital.

Con la falta de médicos en muchas especialidades, la oleada de jubilaciones que amenaza con agravar la situación y los miles de facultativos que se marcharon buscando un futuro laboral mejor cobra especial relevancia la conclusión de una encuesta: cuatro de cada cinco profesionales que se fueron de Málaga volverían si se mejorasen las condiciones. Y otra cifra significativa: en la última década, se marcharon de la provincia 1.178 médicos huyendo de la precariedad laboral. Los datos corresponden al sondeo realizado por el Colegio de Médicos y precisan que casi el 80% retornarían. Aunque la encuesta refleja que la mayoría volvería a trabajar a Málaga y preferiblemente en la sanidad pública, el 57% deja claro que dependería de que se le ofrezca estabilidad laboral, mejoras económicas y de que hubiera más dotación de personal tanto en los hospitales como en los centros de salud.

Otro dato revelador son las razones para marcharse de Málaga. El 54% lo hizo para tener estabilidad laboral. Le siguen los que se fueron buscando una mejora económica y los que huían de los contratos basura. "Es decir, todos los motivos se resumen en uno: mejores condiciones de trabajo", destacó el Colegio de Médicos en la rueda de prensa ofrecida ayer. Entre 2007 y 2017 se marcharon de Málaga 1.178 facultativos. El 55% para trabajar en otra comunidad autónoma, el 22% a otra provincia andaluza y el 20% a otro país. El presidente de la entidad colegial, Juan José Sánchez Luque, hizo una comparación muy gráfica para ejemplificar el impacto de la sangría de profesionales: "Cada año entran en la Facultad de Medicina 170 alumnos; si en 10 años se nos han ido 1.178 médicos, es como si hubieran desaparecido de nuestra provincia casi siete promociones".

De estos 1.178 facultativos, el Colegio remitió la encuesta a los 875 que tenían una dirección de correo electrónico operativa. Respondieron 185, que representan el 21%. "Lamentablemente, no hemos descubierto nada nuevo sino que se corrobora lo que era un secreto a voces: Málaga es un lugar idóneo para vivir, pero no lo es para trabajar como médico", dijo Sánchez Luque. La institución colegial advirtió con estos datos sobre la fuga de cerebros que se viene produciendo desde el inicio de la crisis y reclamó a la Junta de Andalucía un plan para recuperarlos. Sánchez Luque ofreció la colaboración del Colegio para cumplir ese objetivo, "siempre y cuando las condiciones laborales sean las adecuadas".

Dentro de Andalucía, los destinos preferidos fueron Granada (26%), Almería (26%) y Cádiz (23%). Respecto a otras comunidades, la mayoría se marchó a Madrid (14%), Canarias (11%), Castilla-La Mancha (10%) y Cataluña (10%). Los países extranjeros preferidos por los médicos que estaban colegiados en Málaga son Reino Unido y Suiza (los dos con un 14%), Suecia (11%) y Francia (8%). El vicepresidente primero del Colegio, José Antonio Ortega, precisó que "la mayoría de los que se fueron siguen ejerciendo en el mismo lugar -el 66%- al que se marcharon desde Málaga". Ortega ha sido el coordinador del trabajo en el que también participaron el director de Nuevas Tecnologías del Colegio, Francisco Cañestro, y la letrada de la institución, Cristina Sarmiento, del área de Profesionalismo Médico. Según la encuesta, casi la mitad cree que la sanidad de la provincia es deficitaria y que influiría en su regreso el hecho de que mejorase. Y esas mejoras pasan, según los encuestados, por mayor dotación de personal en los centros sanitarios, aumento de los presupuestos para sanidad y que el nivel asistencial se equipare al resto de España y Europa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios