Salud Normalidad en las primeras horas de aplicación de la nueva ley antitabaco

Málaga es la provincia con más quejas por fumar en bares

  • Facua recibió 61 denuncias en apenas unas horas en la provincia, casi las mismas que Madrid y Barcelona juntas

La entrada en vigor de la ley antitabaco lo ha hecho con contundencia en Málaga. Ha sido la provincia de toda España que más denuncias acumuló en su primer día de vigencia a través de la página web de la federación de consumidores Facua. Un total de 61 quejas, casi las mismas que Madrid y Barcelona juntas, recibió ayer este organismo en apenas unas horas ante el incumplimiento de algunos establecimientos de prohibir que sus clientes sigan fumando en el interior. La mayoría de esas denuncias se refieren a bares y restaurantes donde los clientes han continuado fumando sin recibir llamadas de atención, donde el dueño ha anunciado públicamente que seguirá permitiéndolo y de centros de salud u hospitales que no han retirado aún los ceniceros de sus puertas.

A media mañana de ayer el portal de Facua ya había recibido más de 300 denuncias por el incumplimiento de la controvertida ley en toda España. Sólo en Andalucía se contabilizaron unas 86, mientras que en Cataluña y Madrid fueron 45 y 32, respectivamente. Málaga, Madrid y Barcelona fueron las provincias que aglutinaron el mayor número de quejas. Al cierre de este periódico la cifra de las quejas recibidas se había duplicado en todo el país, aunque el dato por provincias no pudo ser actualizado por parte de la federación de consumidores.

Ante la sorprendente respuesta de los consumidores en el primer día de vigencia de la ley antitabaco, el portavoz de Facua, Rubén Sánchez, hizo un llamamiento a la colaboración del sector hostelero para hacer cumplirla porque "los bares no se van a vaciar y no van a perder ingresos". Pero la aceptación por parte de los empresarios, al menos, en la provincia de Málaga parece haber sido buena. El presidente de la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol (Aehcos), Rafael Prado, aseguró que las primeras horas de la entrada en vigor de la ley transcurrieron sin incidencias, lo que ha relacionado directamente con el buen tiempo que ha hecho en la provincia ya que "los clientes fumadores que han llegado a los establecimientos se han colocado en las terrazas de los restaurantes, lugares en los que está permitido fumar".

En este sentido, precisó que la instalación de estufas en las terrazas para que la clientela que se siente en ellas no pase frío tampoco es una solución, ya que supone un gasto importante pues "son caras y el consumo es brutal". A su juicio, esta nueva normativa "no va a obtener los resultados esperados porque no va a quitar de fumar a la gente". Además, añadió que su entrada en vigor hará descender, por ejemplo, "la clientela de fútbol o tertulia, la cual se organizará en sitios particulares".

En el Hospital Carlos Haya de Málaga el personal de seguridad interno del centro está llevando a cabo inspecciones por el recinto hospitalario, como por ejemplo las zonas verdes ajardinadas para garantizar que nadie fuma. Esta medida de refuerzo de la vigilancia, que se ha implantando prácticamente en el conjunto de los hospitales públicos andaluces, se llevará a cabo de forma diaria durante este primer mes de implantación de la nueva ley.

Pero a pesar del abultado número de denuncias recibidas ayer en Málaga, la Delegación Provincial de Salud aseguró no haber tenido constancia aún de ninguna. La Junta de Andalucía será la encargada de sancionar con multas de entre 30 euros en los casos leves y 600.000 en los más graves, además de inspeccionar los establecimientos sujetos a la ley. Sin embargo, en Málaga, Sevilla y Granada Salud aún no cuenta con un inspector.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios