Málaga

Venezuela extraditará al empresario condenado en Malaya Andrés Liétor

Andrés Liétor (izquierda) junto a Juan Antonio Roca durante el juicio por el caso Malaya. Andrés Liétor (izquierda) junto a Juan Antonio Roca durante el juicio por el caso Malaya.

Andrés Liétor (izquierda) junto a Juan Antonio Roca durante el juicio por el caso Malaya. / JAVIER ALBIÑANA

El empresario Andrés Liétor, condenado en el caso Malaya, contra la corrupción en la localidad malagueña de Marbella, será extraditado este próximo fin de semana desde Venezuela, país en el que fue detenido, tras estar fugado desde 2014.

Así lo han asegurado a Europa Press fuentes del caso, quienes han apuntado que está previsto que llegue a España custodiado por funcionarios de la Policía Nacional y que desde ese momento quede a disposición de la Sección Primera de la Audiencia, tribunal que juzgó el caso y que ejecuta ahora la sentencia.

Esta extradición se produce después de que Venezuela haya acordado su extradición a favor de dicho Tribunal, una vez que el Consejo de Ministros acordara el pasado mes de febrero pedir la entrega del empresario, que ha solicitado ingresar en un centro penitenciario concreto de España.

El condenado fue arrestado el pasado mes de junio y el Tribunal encargado de la ejecución de la sentencia del caso Malaya acordó solicitar al Gobierno español que reclamara a las autoridades de Venezuela la extradición del empresario.

Liétor fue condenado por los delitos de cohecho activo, blanqueo de capitales, fraude y prevaricación a la pena de cuatro años y cuatro meses de prisión. Cuando fue detenido llevaba más de dos años en paradero desconocido y estaba reclamado por dos juzgados de Madrid, además de por la Sala de Malaya.

La petición de extradición, realizada en un primero momento por la Sala y por la Fiscalía, apuntaba a que en este caso resultaría de aplicación el convenio de extradición existente entre España y la República de Venezuela, firmado en Caracas en enero de 1989.

El empresario fue localizado en Venezuela a finales de mayo de 2016, tras lo que el Tribunal amplió a nivel de internacional la orden de busca y captura y detención a efectos de extradición que ya existía desde enero por no haber ingresado en prisión como otros condenados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios