Málaga

El Obispado recibe cada semana unas dos renuncias a la fe católica

  • Unas 200 personas han formalizado su apostasía en los dos últimos años en Málaga, donde ayer se presentaron 23 en un acto de protesta contra la Iglesia

Comentarios 3

La renuncia a la fe católica ha existido siempre, pero nunca con la insistencia de los últimos años. Moda, política o rechazo social a la Iglesia, lo cierto es que la apostasía sigue sumando enteros. Sólo en los dos últimos años, el Obispado de Málaga ha tramitado unas 200 peticiones, a una media de dos o tres semanales, según confirmó ayer el secretario canciller de la Diócesis de Málaga, Alejandro Pérez.

Ayer, la Mesa por la Apostasía presentó en medio de una gran tensión 23 solicitudes de renuncia ante el registro del Obispado, donde también se concentraron para manifestar, con pancartas, sus argumentos para desligarse definitivamente de la Iglesia católica.

Ángela González explicó que no quiere participar de una "Iglesia que no es consecuente con lo que predica y que se niega a repartir preservativos en un país como África, donde mueren miles de personas por el sida".

Juan y Sandra acudieron a la concentración con su hija pequeña. "Es una institución que perpetúa el sistema patriarcal, que es la causa de mucho de los problemas que hoy tenemos", dijo Sandra.

Por su parte, Marco Barquero, de la asociación de lesbianas y gays Ojalá, expuso que renuncia a su fe por el rechazo de la Iglesia "al aborto, la eutanasia, el divorcio y a las diferentes opciones sexuales".

Algunos viandantes increparon a los manifestantes por exhibir pancartas en contra de la Iglesia: "Qué poca vergüenza venir aquí a meterse con la Iglesia" ó "No sabéis lo que hacéis", fueron algunos de los comentarios más escuchados.

El portavoz de la Mesa por la Apostasía, Salvador Luna, criticó "las trabas que ponen para darte de baja" y que "exijan un poder notarial que certifique que estás en plenas condiciones mentales".

No obstante, el secretario canciller desmintió que se pidiera este requisito. "Sólo es necesario una fotocopia compulsada del DNI y la parroquia donde fue bautizado, sobre todo, para encontrar sus datos".

Pérez también sostuvo que el Obispado de Málaga tramita las solicitudes de todos los pertenecientes a la Diócesis, independientemente de donde fueron bautizados. Pero algunos manifestantes dijeron que les habían remitido a sus lugares de origen, como dijo Herminia.

Para la Iglesia "cada persona que se va es una pena, aunque está en su derecho; se pueden tener opiniones diversas pero merece la pena el seguimiento de Jesús por encima de cualquier planteamiento", dijo Pérez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios