Málaga

El Obispado no retirará la flamenca de 'Invader' hasta que la Junta lo avale

  • Desoye la orden que le ha hecho llegar la Gerencia de Urbanismo para que elimine el mosaico

Varias turistas pasan junto al mosaico instalado por 'Invader' en el Palacio Episcopal. Varias turistas pasan junto al mosaico instalado por 'Invader' en el Palacio Episcopal.

Varias turistas pasan junto al mosaico instalado por 'Invader' en el Palacio Episcopal.

La flamenca de Invader seguirá luciendo, de momento, sobre la fachada del Palacio Episcopal. El propietario del edificio, que está catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC), el Obispado de Málaga, rechazó ayer de manera clara que tenga intención de retirar el mosaico, colocado sin autorización por el artista francés, a pesar de la reciente petición recibida por parte del Ayuntamiento de la capital.

En concreto, por medio de un escrito, el Obispado respondió a la reclamación que le hizo el pasado 7 de febrero la Gerencia de Urbanismo, en la que se le ordena eliminar esta obra y a reponer el estado del BIC, y adujo que no actuará en este sentido hasta disponer de la autorización previa de la Junta de Andalucía y de las instrucciones que al respecto emita la Fiscalía de Medio Ambiente, que la pasada semana informó de la interposición de sendas querellas contra Invader y contra el director del Centro de Arte Contemporáneo (CAC) Málaga, Fernando Francés.

La Fiscalía apuntaba la posible existencia de un delito contra el patrimonio artístico

"La Diócesis de Málaga, cuyo deseo ha sido desde el principio la preservación del inmueble, va a presentar una alegación ante el Ayuntamiento manifestando que no es posible ejecutar la orden recibida hasta no contar con la preceptiva autorización de la Delegación de Cultura de y de las instrucciones que al respecto emita la Fiscalía de Medio Ambiente", se precisaba en un escrito remitido a los medios de comunicación.

En el mismo, se hace hincapié en que el mencionado mosaico "fue instalado en la fachada del Palacio Episcopal sin petición de permiso ni notificación alguna para ello". Un hecho que provocó la reacción inmediata del Obispado, que llegó a solicitar en hasta dos ocasiones la retirada del mismo en los meses de mayo y julio del pasado año. La petición se hizo de manera directa tanto a la Administración regional como al Consistorio, sin que haya tenido efecto alguno hasta la fecha.

El Palacio Episcopal no es el único BIC que se vio afectado por la primera invasión de Invader en Málaga, de lo que ahora transcurren unos ocho meses. A este se suma el Palacio de Salinas. Precisamente, la instalación en estos dos inmuebles protegidos provocó la semana pasada la intervención de la Fiscalía de Medio Ambiente, que apunta de manera directa a Invader y a Francés, ante la posibilidad de que exista un delito contra el patrimonio histórico artístico. A estas dos localizaciones hay que agregar otras 13 en el casco antiguo.

En todos los casos, la actuación del artista se hizo sin disponer de las autorizaciones pertinentes por parte de la Consejería de Cultura, que ha de autorizar cualquier intervención sobre una zona que cuenta con la máxima catalogación en materia de protección, como es el Centro histórico.

Este hecho motivó que desde la Administración regional se demandase en numerosas ocasiones al Ayuntamiento la retirada de estos mosaicos, sin que tales reclamaciones fuesen atendidas. El último movimiento por parte de la Gerencia de Urbanismo antes de solicitar al Obispado que actúe, fue la petición de un informe por parte del concejal Francisco Pomares sobre la posibilidad de actuar en este asunto. De acuerdo con las conclusiones de los juristas, el único modo de que se eliminen los mosaicos es que sean los propietarios de los edificios los que lo hagan.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios