Málaga

Octubre comienza entre el calor del terral y las tormentas

  • Puntos de la capital, Nerja, Alhaurín de la Torre, Rincón y Fuengirola registran fuertes lluvias y tormentas

La playa de La Malagueta, ayer por la mañana. La playa de La Malagueta, ayer por la mañana.

La playa de La Malagueta, ayer por la mañana. / javier albiñana

El mes de octubre se estrenó ayer con un tiempo muy cambiante en Málaga, tanto es así que la estampa de bañistas tomando el sol en las playas de la capital por la mañana, contrastó con las fugaces tormentas y lluvias localmente fuertes registradas por la tarde en multitud de áreas de la provincia.

En mitad del calor sofocante provocado por un episodio de terral que elevó ayer las temperaturas máximas hasta los 33,5 grados -seis más que el domingo-, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en Málaga activó por la tarde, de 16:00 a 19:00, la alerta amarilla por tormentas en la comarca de la Axarquía, la Costa del Sol y Valle del Guadalhorce.

Para hoy se espera un tiempo más estable, con una notable bajada de las temperaturas

Estas sorprendieron finalmente en diversos puntos del litoral, tanto occidental como oriental, siendo localmente fuertes y acompañadas de rayos y granizo. Así, las precipitaciones fueron de cierta intensidad en Nerja,en Rincón de la Victoria, Alhaurín de la Torre, el interior de la Axarquía, Marbella, algunas zonas de la capital y Fuengirola. La tormenta llegó a Nerja a las 17:30. Una tromba de agua que duró 15 minutos y que llevaba también granizos. El resto de la tarde quedó despejada. No se regisraron daños materiales ni personales, según fuentes municipales . Durante toda la tarde Protección Civil y Policía Local estuvieron inspeccionando las zonas donde se acumularon las bosas de agua y atendiendo las llamadas de los vecinos. Las bolsas de agua se concentraron sobre todo en la zona oriental del centro histórico. El agua bajaba con fuerza por calle Pintada y las calles aledañas al Parador de Turismo hasta llegar a la playa.

Desde el Centro Meteorológico indicaron que, "sin ser Málaga una provincia especialmente tormentosa", no es extraño que en esta época otoñal se produzcan tormentas de este tipo, más aún cuando las temperaturas son todavía altas y el mar está bastante cálido.

Esta subida de las temperaturas se debió a un episodio de terral que, aún siendo más suave que los que habitualmente se producen en verano, hizo que prácticamente toda la provincia rondara los 30 grados. "Lo que ha pasado es que los vientos variables con predominio del noroeste han cortado el flujo de levante que mantiene el ambiente fresco y que, en parte, evita que suban las temperaturas en Málaga", explicaron desde la Aemet. Así, los termómetros subieron hasta los 33,5 grados en el aeropuerto y en Coín. También se superaron los treinta en Torremolinos (30,7) y en Benahavís (30,1).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios