Málaga

El PTA y la UMA aspiran a ser un eje mundial en seguridad informática

  • La tecnópolis y la universidad participan con empresas nacionales e internacionales en el desarrollo del 'blockchain', una herramienta que intenta anular a los 'hackers'

María del Carmen García, Carlos Conde, María Paz Hurtado, Felipe Romera y Rafael Muñoz, ayer en la presentación del informe. María del Carmen García, Carlos Conde, María Paz Hurtado, Felipe Romera y Rafael Muñoz, ayer en la presentación del informe.

María del Carmen García, Carlos Conde, María Paz Hurtado, Felipe Romera y Rafael Muñoz, ayer en la presentación del informe. / a. r.

El sector tecnológico avanza a una velocidad de vértigo y las empresas y ciudades que no lleven el ritmo se van a quedar fuera del mercado internacional. Sobre la mesa hay varias tecnologías disruptivas que están en distintas fases de desarrollo y que en apenas cinco años supondrán un gran negocio como los vehículos sin conductor, el internet de las cosas, la inteligencia artificial o el blockchain, una herramienta de seguridad informática que pretende evitar cualquier tipo de ataque por parte de los hackers. En este último punto es en el que se quieren centrar los directivos del Parque Tecnológico de Andalucía (PTA) y la Universidad de Málaga (UMA) para poder ser competitivos a escala mundial.

El director general del PTA, Felipe Romera, aseguró ayer que "queremos crear un sistema de innovación alrededor del blockchain y hemos seleccionado esta tecnología porque está empezando en este momento y tenemos muchas posibilidades", a la vez que subrayó que "llevamos meses desarrollando una estrategia para consolidar la visibilidad internacional del parque a través de esa tecnología".

Nos puede salir bien, mal o regular, pero es poner el foco en un tema emergente"Felipe RomeraDirector general PTA

Esa estrategia, ya definida, pivota sobre tres puntos. El primero es que el PTA y la UMA van a ser los referentes en Andalucía de Alastria, una red sin ánimo de lucro creada en octubre del año pasado por grandes empresas del Ibex y otras sociedades cuyo objetivo es crear un modelo de blockchain en España. En Alastria participan las principales empresas de banca, telecomunicaciones o energía del país, entre otros sectores, y en su presentación oficial hace seis meses se definió como "la primera red nacional regulada basada en blockchain del mundo". Es un consorcio que nació con 70 compañías y quiere impulsar el uso de esta herramienta de seguridad informática a través de un modelo estándar que sirva como base para todas las compañías del país. Romera indicó que tanto el PTA como la UMA van a "promover actividades, dar formación y participar en proyectos" de la mano de Alastria.

El segundo punto de este ecosistema es Unblocking Chain, que impulsaron ambas instituciones malagueñas a finales de enero y que se basa en la organización mensual de encuentros -a los que asisten tanto representantes empresariales como ciudadanos- para debatir sobre los últimos avances de este tipo de tecnología. "Es algo abierto para que pueda participar todo el mundo, desde estudiantes, hasta empresas o despachos de abogados", narra Romera. El primer encuentro fue el pasado 25 de enero en el espacio Link by UMA-ATech con las ponencias de los expertos Jordi Baylina y Beltrán Berrocal.

En tercer lugar, el director general del PTA explicó que este pasado lunes se ha creado una asociación entre varias empresas de la tecnópolis, lideradas por las multinacionales Accenture y CGI, con la intención de formar a profesionales en blockchain, ya que al ser una nueva tecnología en proceso no hay trabajadores especialistas, por lo que puede ser un buen nicho de mercado laboral para los próximos ejercicios.

"Estos tres ecosistemas -Alastria, Unblocking chain y la asociación de empresas del parque- van a confluir en algún momento y con eso queremos ser una referencia mundial de blockchain. Este es el camino donde vamos. Nos puede salir bien, mal o regular, pero es poner un foco en un tema que vemos que es emergente y que aporta valor", expone Romera, que ayer volvió a defender que la tecnópolis podrá tener 50.000 empleados en unos años y parte de ese crecimiento se basará en estar actualizados en el desarrollo de todo tipo de tecnologías. El PTA finalizó 2016 con 635 empresas, cerca de 18.000 empleados y 1.750 millones de euros de facturación agregada y está previsto que mañana se presenten los datos de cierre del año 2017.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios