Málaga

Pequeños profesionales del escenario

  • Una treintena de alumnos del colegio Rosario Moreno de entre 8 y 18 años representan en el Echegaray el espectáculo 'La magia del teatro musical' en el que bailan y cantan como auténticos artistas

En Bulgaria ya han actuado y dentro de poco se darán a conocer en Portugal. Tienen entre 8 y 18 años, pero parece que toda su vida han estado sobre un escenario. El Fantasma de la ópera, Grease, West Side Story, Cats y High School Musical son algunos de los musicales que una treinta de alumnos del colegio Rosario Moreno representan en su espectáculo La magia del Teatro Musical.

La espontaneidad, improvisación y profesionalidad caracterizan a este grupo jóvenes artistas. Álvaro Bernal, de 11 años, comenzó con el espectáculo hace tres. Para él es "pan comido". Se considera "todo un artista", aunque afirma que está intentando ser futbolista. "Subirme a un escenario es mi hobby. Me lo paso muy bien con mis compañeros y, además entretengo a otros niños más pequeños y más mayores que yo. Pero mi sueño es ser un gran futbolista".

Marta Álvarez, otra de las menores integrantes del espectáculo lo tiene claro. Quiere dedicarse a la gimnasia rítmica y compaginar este trabajo con su vocación de cantante. "Además del colegio, estudio danza, gimnasia e inglés. También canto", explica.

Un sueño parecido tiene Elisa Padilla, de 10 años. Por el momento cantar y bailar es un hobby que compagina con sus estudios de Primaria, pero no descarta continuar en los escenarios de manera profesional.

Ayer dieron muestra de que cantan y bailan como si fueran unos auténticos profesionales. El Teatro Echegaray les sirvió como escenario por segundo día. Durante algo más de 45 minutos, esta treintena de jóvenes artistas hicieron disfrutar a más de un centenar de alumnos de otros centros educativos de la provincia de un repertorio de los musicales más divertidos y conocidos del panorama musical. Pero no sería la única función del día. Media hora más tarde volvía el espectáculo. En total 950 escolares de quince centros de la provincia disfrutaron durante dos días del espectáculo.

Una de las peculiaridades de La Magia del Teatro Musical es la interacción con el público. Álvaro Bernal era uno de los encargados que hacer partícipe a sus compañeros, invitándoles a bailar y cantar en la parte final del espectáculo. Durante la actuación también demuestran el dominio del inglés. "Prácticamente cantamos en inglés porque las canciones más populares de estos musicales son en ese idioma. Así que este espectáculos, por un lado nos divierte y hace que conozcamos gente y por otro aprendemos inglés", afirma Padilla.

Hasta ahora los escolares son los que disfrutan de sus espectáculos. Quizás en un futuro no muy lejano, algunos de pequeños profesionales se acaben convirtiendo en grandes artistas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios