Málaga

Personas con discapacidad rechazan la eliminación de los bordillos en Carretería

  • Denuncian que igualar el nivel de las aceras y la calzada favorece a la invasión de la zona peatonal por parte de los camiones de carga y descarga

Personas con movilidad reducida en una de las calles dele centro con plataforma única. Personas con movilidad reducida en una de las calles dele centro con plataforma única.

Personas con movilidad reducida en una de las calles dele centro con plataforma única. / Javier Albiñana (Málaga)

El proyecto de semipeatonalización de Carretería-Álamos sigue generando conflicto entre vecinos y asociaciones. Y es que su última actualización incluye la eliminación de los bordillos y la apuesta por una plataforma única, que iguala el nivel de la calzada con la de las aceras. Es por ello que la Agrupación de Desarrollo Málaga Accesible se ha sumado este lunes a los vecinos de la zona en su rechazo a esta propuesta.

El presidente de la Agrupación, Alfredo de Pablos, aseguró que a las personas con movilidad reducida les “gusta la solución de la plataforma única, pero para que sirva es necesario que se cumpla por parte de distintas partes sus actuaciones”. Sin embargo, destacó que para personas con discapacidad visual “es terrible porque al perder las referencias que tienen se encuentran totalmente desorientados”.

De Pablos denuncia que los camiones que abastecen a los locales de la zona invaden la zona peatonal, así como las terrazas o la cartelería. “La carga y descarga es un problema cuando no cumplen la legislación. Tienen su horario y tienen su sitio, cuando no lo cumplen invaden la vía pública y generan un problema”, decía De Pablos. “Al final acabamos personas y vehículos transitando por la calzada. No existe plataforma única, existe calzada única”, sentenció.

Este colectivo y la Asociación de Vecinos del Centro Antiguo de Málaga se concentraron en la plaza de Uncibay para realizar un recorrido por las calles que ya cuentan con plataforma única para mostrar así las dificultades de movilidad ante la presencia de obstáculos en las aceras, pero finalmente fue suspendido por la falta de los mismos. “Lo que estamos viendo no es lo que vemos todas las mañanas”, señaló Alejandro Villén, vicepresidente de la Asociación de vecinos del centro antiguo.

Villén recalcó que a pesar de que la plataforma única pretende favorecer a los peatones, la realidad es que las aceras “están llenas”. “Los peatones tienen que ir por mitad de la carretera”, decía Villén, a lo que añadió que no cumplían los horarios en los que se permiten este tipo de actividad, “a partir de las 12:00 no puede haber carga y descarga en el centro, pero no se cumple”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios