Málaga

Piden 15 años para un hombre por abusar de la hija de su pareja hasta que huyó de casa

  • El acusado aprovechaba cuando la madre de la menor se iba a trabajar 

Ciudad de la Justicia de Málaga.

Ciudad de la Justicia de Málaga. / Javier Albiñana

Un hombre se enfrenta a una petición fiscal de quince años de cárcel por abusos sexuales continuados de la hija de su pareja, de 12 años, hasta que la menor huyó del domicilio familiar en el 2017. El procesado mantenía una relación sentimental con la madre de la pequeña y convivían como una unidad familiar siendo el encargado de la menor cuando la madre iba a trabajar, según el escrito acusatorio, a que ha tenido acceso Efe.

El acusado presuntamente aprovechaba los momentos que estaba a solas con la niña y, durante todo el 2017, abusó sexualmente de ella dos o tres veces por semana, mientras la víctima "aterrada por la situación se quedaba paralizada".

El 22 de diciembre de 2017 "al resultarle insoportable lo que estaba ocurriendo" decidió terminar con la situación y ante el miedo que sentía de que su madre se enfadara con ella le escribió una carta, que dejó en el buzón donde le decía que se marchaba.

Previamente le mandó un mensaje al móvil donde le decía "adiós mami, hay una carta para ti, donde se pone los correos" por lo que la madre alarmada llamó al acusado advirtiéndole de que se había marchado y que había dejado una carta en el buzón. El acusado alertado interceptó la carta, recogió sus pertenencias y abandonó el domicilio familiar y, poco después, la madre recibió un mensaje de su hija diciéndole que ya estaba en casa.

Al acabar su jornada laboral la mujer encontró a la niña en su cama llorando junto a un papel donde le decía que lo odiaba "porque me viola". El acusado huyó a Barcelona si bien volvió poco después a instancia de sus familiares.

La madre de la menor presentó una denuncia ante la Policía y les entregó unos dispositivos de almacenamiento masivo que eran del procesado, donde, tras su volcado judicialmente autorizado se encontró imágenes de pornografía infantil, lo que es objeto de investigación en otro procedimiento.

El fiscal considera en su escrito provisional que el acusado es autor de un delito continuado de abuso sexual a menor de 16 años y pide que además de la pena de prisión se le prohíba acercarse a ella a una distancia de 500 metros durante quince años. También solicita que se le inhabilite para cualquier profesión u oficio que conlleve contacto regular y directo con menores durante veinte años. Además pide la medida de libertad vigilada por diez años, que se ejecutaría con posterioridad a la pena de prisión así como que indemnice a la menor con 60.000 euros por daño moral y perjuicios psicológicos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios