Málaga Hoy En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Málaga

El Puerto de Málaga condiciona el nuevo plan para Muelle Heredia a que "no se eternice" y a que "sea de gran calidad"

  • Rubio confirma su disposición a estudiar lo que plantee el Ayuntamiento 

José Moyano y Carlos Rubio, este miércoles en rueda de prensa José Moyano y Carlos Rubio, este miércoles en rueda de prensa

José Moyano y Carlos Rubio, este miércoles en rueda de prensa

El presidente del Puerto de Málaga, Carlos Rubio, trata de rebajar la intensidad del debate generado en torno a la apuesta por elevar sustancialmente la dimensión del complejo de oficinas proyectado desde hace años en los terrenos portuarios de Muelle Heredia. "De momento no hay una decisión tomada", ha afirmado este miércoles, insistiendo en que se ha generado cierta controversia en un asunto "sobre el que no hay una definición exacta".

Rubio, que admitió días atrás la existencia de un principio de acuerdo con el Ayuntamiento de la ciudad para repensar las condiciones urbanísticas de este desarrollo, ha insistido en que de alcanzarse un acuerdo para ir adelante con la transformación del esquema actualmente vigente, que asigna a este suelo un techo de 26.500 metros cuadrados, será necesario "un consenso relativamente amplio y garantías de que lo que se haga sea de una gran calidad".

A pesar de esta mesura, ha sido claro: "Estamos dispuestos a estudiar lo que se nos presente". Aunque incidiendo en que cualquier tramitación urbanística de los ajustes necesarios "no puede eternizarse; no puede ser una tramitación muy prolongada". En este sentido, el compromiso inicial asumido por la Gerencia de Urbanismo en las conversaciones ya mantenidas es el de que en un par de años todo esté solventado.

Sobre las aturas de los edificios resultantes, en los que materializar los 50.000 metros de techo que ahora se manejan como potenciales (de ellos unos 10.000 de uso comercial), Rubio ha asegurado que de la información recibida por parte de Urbanismo no puede concluir el resultado final. "Desconozco si son 18, 10 o tres plantas; hay diversas variantes intermedias, con más o menos ocupación; la definición concreta lo desconozco", ha añadido.

"Desconozco si son 18, 10 o tres plantas; la definición concreta lo desconozco"

Al tiempo, ha incidido en que la apertura de la cuestión obedece al interés del alcalde, Francisco de la Torre, por repensar la operación portuaria, en el intento por generar una oferta más amplia de oficinas para la alta demanda por parte de empresas interesadas en asentarse en la ciudad. "Siempre que se trate de proyectos equilibrados y de calidad, estamos abiertos a estudiarlos", ha abundado.

El trabajo técnico que ha servido de base a este replanteamiento ha sido elaborado por el arquitecto Ángel Asenjo a propuesta de De la Torre. En ese documento, se propone un primer escenario intermedio en el que se podría alcanzar una edificabilidad de 50.000 metros de techo para oficinas y comercial, que podría materializarse en edificios de hasta 10 plantas de altura. Un aspecto, no obstante, que deberá ser resuelto conforme se avance en procedimiento.

De otro lado, dentro del balance del puerto del pasado ejercicio, Rubio ha aludido a otras actuaciones pendientes de desarrollar del plan especial. Una de ellas, que se espera poner en carga en las próximas semanas, es la marina deportiva de San Andrés, donde se contemplan más de 600 amarres. Sobre ello, el dirigente portuario ha hablado de que se pretende licitar la construcción y explotación de estas instalaciones antes de finalizar el primer trimestre del año, un paso favorecido ante el interés existente por parte de varias empresas. “Entendemos que hay interés privado; hemos hecho sondeos y parece que la respuesta es favorable”, ha recalcado.

En cuanto al Auditorio, ha confirmado los avances en los contactos con el Ayuntamiento y la existencia de varias parcelas de uso logístico que serían aportadas por el Consistorio a modo de compensación a cambio de los terrenos necesarios para el equipamiento cultural. No obstante, se trata de un asunto aún por perfilar, en el que será clave la valoración económica que se haga de los terrenos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios