Málaga Hoy En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Málaga

Puntadas contra el coronavirus

  • Diversos municipios del interior ponen en marcha iniciativas para abastecerse de mascarillas o confeccionar batas para los sanitarios

Costurera realizando su trabajo dentro de su casa. Costurera realizando su trabajo dentro de su casa.

Costurera realizando su trabajo dentro de su casa. / Javier Flores (Benarrabá)

Ante la falta de material de protección para los sanitarios han sido numerosas las iniciativas que han surgido a lo largo de la geografía andaluza para tratar de aportar sistemas caseros con los que protegerse ante la pandemia mientras atienden a los enfermos.

Pero estas iniciativas populares han dado un paso más en los pequeños municipios, en los que han creado redes de vecinos para dotarse de su propio material de protección ante la imposibilidad de conseguirlo en los mercados, en los que mascarillas y soluciones hidroalcohólicas hace semanas que es imposible encontrarlas.

Banarrabá

Una de estas localidades es Benarrabá, municipio en el que sus tres costureras han decidido poner su pequeño granito de arena y en base a los patrones que han obtenido para crear mascarillas se han puesto manos a la obra para suministrar esta protección casera sus vecinos. El Ayuntamiento también puso de su parte y localizó la tela más parecida posible a la que se utiliza para la confección de las mascarillas quirúrgicas para poder poner en marcha la iniciativa.

Una vecina realiza la compra con una de las mascarillas repartidas Una vecina realiza la compra con una de las mascarillas repartidas

Una vecina realiza la compra con una de las mascarillas repartidas / Javier Flores (Benarrabá)

“Están trabajando todos los días”, explica Silvestre Barroso, alcalde del municipio, que se muestra muy orgulloso por la respuesta de sus vecinos ante la crisis que se está viviendo. Las tres vecinas están utilizando todas las horas que tienen disponibles para confeccionar estas mascarillas que en un primer momento fueron entregadas a las personas más vulnerables, aunque ya han conseguido alcanzar a los casi 500 vecinos que tiene esta localidad de la Serranía de Ronda. “No son complicadas de construir, nosotras le estamos poniendo tres capas de tela”, explica una de las vecinas que las confecciona. De hecho, en función del tiempo disponible están confeccionando entre 60 y 70 mascarillas cada una al día.

Salones convertidos en talles de confección Salones convertidos en talles de confección

Salones convertidos en talles de confección / Javier Flores (Benarrabá)

Ahora han iniciado una segunda fase, que será el elaborar monos para sus médicos y gorros, en lo que ya se encuentran trabajando algunas de ellas. Además, la farmacéutica de la localidad también colabora en la iniciativa y ha sido la encargada de ir entregando las mascarillas a sus vecinos. “Ella conoce a todos, sabe las necesidades de cada familia”, explica el alcalde.Mientras tanto, las costureras se sienten muy orgullosas de poder poner su granito de arena en esta crisis y ahora se muestran dispuestas a seguir cosiendo para suministrar mascarillas a todo el operativo que trabaja luchando contra el coronavirus.

Ahora, en las calles de Benarrabá se puede ver a los vecinos luciendo estas mascarillas cuando acuden a realizar la compra a las tiendas de la localidad o desplazarse hacia sus puestos de trabajo. En este municipio la farmacéutica también tuvo su propia iniciativa solidaria, ya que se puso a fabricar botes de gel hidroalcohólico para regalar a sus vecinos. De hecho, entregó a todas las familias del pueblo uno de los botes que pudo fabricar con el material del que disponía.

Algatocín

Pero Benarrabá no es la única localidad que tomó esta decisión ante el desabastecimiento de productos homologados, y es que cerca de allí, dentro del Valle del Genal, Algatocín también emprendió una iniciativa parecida para dotar a su población de mascarillas. En este caso ha sido un grupo de 25 vecinas las que se han encargado de realizar las casi 1.000 mascarillas que se han repartido a la población y también a los vecinos de las pedanías de este municipio.

Al igual que en Benarrabá, el Consistorio se encargó de adquirir el polipropileno con el que suelen confeccionarse este tipo de elementos de protección y las vecinas han sido las encargadas de realizar el trabajo. En este caso, en lugar de repartirse mediante la farmacia, desde el Consistorio han recurrido a los voluntarios de Protección Civil, que han sido los encargados de recorrer las viviendas del municipio haciendo entrega de las mascarillas para cada familia.

Trabajo artesanal para proteger a sus vecinos Trabajo artesanal para proteger a sus vecinos

Trabajo artesanal para proteger a sus vecinos / Javier Flores (Benarrabá)

Jimera de Líbar

También en Jimera de Líbar, otra pequeña población de la comarca rondeña, el Ayuntamiento repartió mascarillas realizadas con la ayuda de los vecinos para que todos tengan, por lo menos, este elemento casero de protección para cuando salen a la calle. La iniciativa se repite en Arriate, una de las localidades de mayor población de la comarca tras Ronda, y en la que casi un centenar de vecinas de han puesto a producir mascarillas para entregar vecinos, centros de atención a mayores o trabajadores de atención domiciliaria.

Las viejas máquinas recobran la vida Las viejas máquinas recobran la vida

Las viejas máquinas recobran la vida / Javier Flores (Arriate)

Es el caso de María de los Ángeles Cintado, una de estas trabajadoras, que ante la falta de este material decidió hacerse sus propias mascarillas. “Se lo comenté a mi hija y ella me dijo que en el pueblo se estaba montando un grupo de vecinas para producirlas y decidí unirme”, explica.

Desde entonces su antigua máquina de coser no para de dar puntadas para confeccionar mascarillas que va regalando a sus vecinas o entregando a aquellos que se las solicitan.

Teba

En la Serranía de Ronda se multiplican estas propuestas y en las comarcas de Guadalteba y Antequera también se repiten.

En Teba la organización es total y casi un centenar de vecinas se encuentran trabajando para suministrar mascarillas de protección para vecinos, trabajadores en domicilios de dependientes, residencias de ancianos o suministran también a poblaciones vecinas en diferentes centros de trabajo o atención al público.

En este caso también son los efectivos de Protección Civil de la localidad los encargados de realizar el reparto del material necesario para realizar la confección a cada una de las vecinas que están colaborando.

Posteriormente se encargan de recogerlas y realizar el reparto, evitando de este modo el trasiego de los vecinos o de vehículos para hacer el transporte.

Cuevas de San Marcos

Un sistema de producción local que también se reproduce cerca de tierras cordobesas, en el último municipio malagueño antes de saltar los límites provinciales, Cuevas de San Marcos.

Villanueva del Rosario

El Ayuntamiento también puso en marcha el proceso para dotar a sus vecinos de sus propias mascarillas. Mientras tanto, en Villanueva del Rosario han pedido colaboración a las personas de la localidad que tengan máquinas de coser para ponerse a confeccionar batas de plástico desechables que serán enviadas al Área Sanitaria Norte de Málaga.

Al igual que en otras localidades, el Ayuntamiento se encargará de aportar los patrones necesarios para su creación y también el material. Incluso apuntan el tipo de aguja necesaria para poder hacer este trabajo y se comprometen a aportarla a aquellas vecinas que no cuenten con ella pero sí con máquina de coser y quieran colaborar.

Y así sigue con goteo incesante de acciones para poner muchas puntadas contra el coronavirus.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios