Málaga

Quirónsalud Málaga y Hermanas Hospitalarias firman un convenio para el tratamiento de enfermedades psiquiátricas

  • Esta patología afecta al 9% de la población en España, siendo una de las principales causas de discapacidad

Federico Donaire, Tomás Urda y Miguel Marcos firman el convenio de colaboración entre el Hospital Quirónsalud Málaga y el Complejo Asistencial Hermanas Hospitalarias.

Federico Donaire, Tomás Urda y Miguel Marcos firman el convenio de colaboración entre el Hospital Quirónsalud Málaga y el Complejo Asistencial Hermanas Hospitalarias.

El Hospital Quirónsalud Málaga ha firmado un acuerdo de colaboración con el Complejo Asistencial Hermanas Hospitalarias Málaga para la atención de los pacientes que precisen ingreso en unidad psiquiátrica especializada.

Debido al desconocimiento sobre la sintomatología de estas enfermedades, su tratamiento y el sufrimiento que estos enfermos padecen, se ha firmado este acuerdo con el que quieren "garantizar una atención completa, multidisciplinar y personalizada, ofreciendo un especial cuidado a la salud mental y fomentando a eliminar los estigmas que rodean los problemas mentales", ha destacado en un comunicado el director gerente del Complejo Asistencial de las Hermanas Hospitalarias, Federico Donaire.

Y es que, una de cada cuatro personas en el mundo sufrirá una enfermedad mental a lo largo de su vida. Solo en España, estas patologías afectan al 9% de la población, siendo una de las principales causas de discapacidad. "Son muchos los pacientes que por el estigma social no lo comentan y muchos son también los que se recorren otras especialidades por síntomas somáticos, como trastornos del ánimo, la ansiedad, los trastornos en la alimentación, del sueño o alteraciones conductuales", explica psiquiatra del Hospital Quirónsalud Málaga, Eva Flordelís.

Estas patologías también influyen en la edad infanto-juvenil donde, área en el que "nos encontramos con trastornos por déficit de atención e hiperactividad (TDHA), trastornos del espectro autista (TEA), trastornos del vínculo, afectivos o de conducta y otras dificultades de aprendizaje o del desarrollo como son las incontinencias (enuresis o encopresis), entre otros".

Para todos estos pacientes, sobre todo con enfermedades graves, como la esquizofrenia y la bipolaridad, "es importante el seguimiento para la prevención de recaídas y la rehabilitación". La intervención se basa en la psicoeducación y la educación para la salud, donde se trabaja la conciencia de la enfermedad, la identificación de síntomas que indican una recaída, el cumplimiento de hábitos saludables y la adherencia al tratamiento.

Todo ello, durante un ingreso, va acompañado de otras funciones como el control de constantes, como son la tensión arterial, frecuencia cardiaca y peso, principalmente; o la administración de los tratamientos farmacológicos.

También se hace seguimiento y monitorización de los efectos adversos de los medicamentos, así como analítico de niveles en sangre, control de parámetros hepáticos, renales, etcétera de algunos fármacos como los estabilizadores del ánimo, controles hematológicos para algunos antipsicóticos; lo que hace en muchas ocasiones primordial una atención completa de seguimiento, y, por tanto, el ingreso en una unidad de atención psiquiátrica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios