Málaga

Salud impulsará una ley contra las agresiones en el ámbito sanitario

  • La Junta pretende aumentar los salarios de los médicos para llegar a la media española en esta legislatura

Una concentración en el Cínico contra las agresiones a profesionales de la sanidad en una imagen de archivo. Una concentración en el Cínico contra las agresiones a profesionales de la sanidad en una imagen de archivo.

Una concentración en el Cínico contra las agresiones a profesionales de la sanidad en una imagen de archivo.

La sanidad tiene, entre otros, dos grandes problemas: las agresiones a sus trabajadores y la falta de médicos. A la vuelta del verano, la Junta pretende impulsar una serie de medidas para atajar ambas situaciones. Una de las iniciativas será una ley autonómica contra las agresiones, según anunció recientemente el gerente del Servicio Andaluz de Salud (SAS), Miguel Moreno, en la entrega de premios del Colegio de Médicos de Málaga.

No dio más detalles de esta propuesta, pero estimó que el texto legal “probablemente” saldrá adelante “antes” que el nacional. El avance lo hizo tras informar de un nuevo ataque “verbal y físico” a una facultativa de la Bahía de Cádiz por parte de un paciente que quería un medicamento que la profesional no estimó necesario. Entre sindicatos y empleados es un clamor que haya más medidas y mayor contundencia contra las agresiones dado que éstas continúan en aumento, según las últimas estadísticas.

La exclusividad se transformará y se abonará a todos los facultativos

Ante la junta directiva del Colegio de Médicos de Málaga, autoridades sanitarias y más de 200 profesionales, Moreno avanzó además otras medidas tendentes a paliar la falta de especialistas que este verano ha obligado a contratar en algunos centros a facultativos que no tienen aún la especialidad; una posibilidad que está contemplada legalmente ante situaciones de déficit como la actual. Uno de los compromisos del gerente del SAS es poner los salarios de los médicos en la media salarial de España “en esta legislatura”. Moreno explicó que si en otras comunidades autónomas los sueldos son más altos, “resulta complicado” captar facultativos para trabajar en Andalucía.

Según datos de la Organización Médica Colegial (OMC) de Andalucía, en los últimos años se marcharon a otras regiones de España o al extranjero unos 4.000 profesionales de esta categoría. Una cifra a la que debe añadirse la jubilación de otros 3.000. La suma ha generado un déficit que el SAS pretende atacar mejorando las condiciones económicas y laborales de los médicos con iniciativas que pretende poner en marcha en otoño. Para ello, incrementará la retribución por guardias de los 18 euros brutos actuales por hora a “22 ó 23 euros”. También cambiará el complemento de exclusividad –que ahora sólo perciben los médicos que trabajan únicamente en la sanidad pública- por otro concepto que cobrarán “todos” los facultativos. Esta modificación es una vieja reivindicación de colegios y sindicatos médicos.

Otra medida será la mejora de la remuneración de las zonas de difícil cobertura, aquellas que generalmente están en áreas rurales y que resultan menos atractivas para los profesionales. El incremento de estas retribuciones rondará el 5%, pero además, el tiempo trabajado en esos destinos puntuará más a efectos de baremaciones.

Moreno aseguró que los facultativos andaluces son “los peor pagados de España”. Por ello, prometió que además de “estabilidad”, la Administración autonómica intentará antes de que acabe la legislatura que sus sueldos alcancen la media nacional. Según el gerente del SAS, mientras años anteriores el 95% de los residentes que acababan el MIR se marchaban fuera de la comunidad, este año sólo lo han hecho la mitad. “No podemos permitirnos el lujo de que se marchen”, advirtió.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios