Málaga

La lucha de Soraya contra la leucemia

  • Una malagueña lanza un ‘crowfunding’ para recaudar fondos para un tratamiento en el extranjero

Soraya, en el hospital. Soraya, en el hospital.

Soraya, en el hospital.

Soraya tiene 33 años y lleva uno y medio peleando por su vida. Hija de un malagueño y una escocesa afincada en la provincia, sufre una leucemia agresiva de la que es tratada en el Hospital Regional. Su madre, Katrina Bradley, lucha a su lado.

Ella agradece la “magnífica” atención de los profesionales del centro sanitario malagueño hacia su hija, lamenta las tres semanas de espera sin que la Junta les respondiera sobre la propuesta de un tratamiento inmunológico para Soraya y se aferra a la esperanza de que en un hospital del extranjero puedan curarla. “Puede ser en Estados Unidos, Israel... Donde le ofrezcan un tratamiento que le dé la oportunidad de sobrevivir a la enfermedad. Ya en España no pueden hacer más por ella”, afirma.

Para costearlo, la familia y los amigos han lanzado un crowfunding bajo la campaña Save Soraya, en Go  Fund Me. según informó este miércoles La Opinión. Ya han reunido unos 33.000 euros. “Por dinero no voy a dejar a mi hija morir”, dice Katrina.

Soraya es malagueña. “Nació en el Materno. La guiri soy yo”, bromea la madre. Su hija estaba trabajando en Edimburgo (Escocia) cuando saltaron las alarmas. En julio de 2017, en un hospital de allí, le diagnosticaron una leucemia linfoblástica aguda. La familia optó porque volviera a Málaga, su casa, para tratarse. Así comenzó una primera tanda de quimioterapia en el área de Hematología del Regional. Y luego otra...

Pero la enfermedad no remitió. Así que en diciembre de 2017 se sometió a un trasplante de médula ósea donada por su hermana. “El hospital es fantástico. Parecía que todo iba muy bien. Parecía que había llegado un punto de cambio”, relata la madre.

Pero el verano pasado su salud volvió a complicarse con un quiste en un ovario. La operaron en el Materno en noviembre del año pasado. “Le quitaron un tumor grande como un melón”, cuenta Katrina. Además tuvieron que extirparle el apéndice y parte del intestino. “Los médicos son buenísimos, le salvaron la vida”, sostiene la madre. Pero el 26 de diciembre pasado llegó un nuevo mazazo: una recaída de la leucemia. El 29 de ese mes iba a comenzar un nuevo ciclo de quimio en el Regional.

Pero finalmente se optó por administrarle esteroides y solicitar autorización a la Administración sanitaria autonómica para un tratamiento con inmunoterapia. Sin embargo, tras esperar tres semanas, la respuesta de Sevilla no llegó, según sostiene la madre. “No estoy enfadada con la Junta. No me gustan las quejas, pero tengo que ayudar a otras familias a que no esperen tres semanas porque en esta enfermedad no hay tiempo para esperar”, manifiesta Katrina.

La madre agradece al Regional, pero cree que “en España no pueden hacer más por ella”

El Hospital Regional informó este miércoles que “actualmente, la paciente está siendo atendida con las diversas opciones terapéuticas que el equipo sanitario ha estimado más oportunas según su situación clínica”. Señala además el centro sanitario que los profesionales de la Unidad de Hematología le han ofrecido Soraya la información que ha requerido. Pero el hospital apunta que “sobre el tratamiento de inmunoterapia es necesario aclarar que no se dispone actualmente de la evidencia científica necesaria sobre su efectividad, de forma que el Ministerio de Sanidad, órgano que autoriza este tipo de tratamientos, está a la espera de disponer de mayor evidencia científica”.

Mientras, la joven está siendo tratada con transfusiones de linfocitos de su hermana y con una quimio en pastillas. Está en su domicilio aunque debe usar mascarilla para protegerse de las infecciones debido a su fragilidad. Pero ni ella, ni su familia, ni sus amigos tiran la toalla. De ahí la iniciativa del crowfunding para costear un tratamiento en el extranjero que –como dice el lema de la campaña– pueda Salvar a Soraya.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios