Málaga

Septiembre, las vacaciones no terminan aquí

  • Según las previsiones de los hoteleros, la ocupación media para este mes en la provincia rondará el 75%. Además del sol la clave está en la oferta complementaria.

Sé de más de un afortunado que cuando los escolares regresan al colegio y los hoteles se vacían de familias, de risas y gritos -ambos casi por igual-, llegan ellos para disfrutar de una estancia más tranquila, con menos barullo en las playas y en los lugares de visita. Pero esta imagen de sosiego y vacío no es la que va a tener este septiembre malagueño. Las "cifras históricas" de los meses de julio y agosto -cuatro puntos por encima de un 2015 que ya fue bueno- se alargan hasta septiembre y la previsión de la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol (Aehcos) es que la ocupación media de los establecimientos de la provincia durante este mes ronde el 75%.

Con el sol cayendo con fuerza en estos primeros días, aún se recibe a turistas que quieren aprovechar el buen tiempo con baños en el mar, que en las costas de la provincia supera los 24 grados de temperatura. Pero también este mes es fecha propicia para que se incrementen las estancias en el interior, en ciudades como Antequera y Ronda. Según las estimaciones que baraja el sector, las cifras serán cinco puntos más altas que el septiembre pasado.

En cuanto a la duración de las pernoctaciones, "se están alargando", explica Luis Callejón Suñé, presidente de Aehcos. "Sí es cierto que cuando más volumen tenemos son los fines de semana, es cuando el producto nacional se incrementa, ya que aprovecha el tirón del calor, pero hemos subido entre cuatro y cinco puntos el volumen de extranjeros", agrega el presidente de la asociación. Con el británico en cabeza, como siempre, le sigue el público alemán y en tercer lugar el francés.

Estas buenas previsiones para el último mes del verano y las primeras semanas del otoño hacen que los profesionales del turismo vean un poco más cerca la desestacionalización. "Esa es nuestra ilusión y nuestras expectativas, conseguir romper la estacionalidad para poder llegar a ocupaciones de un 60-70% de media durante todo el año", agrega Callejón Suñé. Y para lograr esto, la "oferta complementaria de calidad es nuestro estandarte". La gastronomía, la cultura, el deporte, el patrimonio religioso e histórico, los espacios naturales... son ingredientes que unidos al buen tiempo crean el cóctel perfecto para que Málaga se convierta en un destino que se quiera conocer y, sobre todo, volver.

"Ofrecer calidad para poder fidelizar al cliente que viene por primera vez a la Costa del Sol, ese tiene que ser nuestro objetivo", consideran en la Aehcos. Además de la oferta museística que se ha puesto en marcha en los últimos años, desde la entidad consideran que mostrar el patrimonio religioso del que dispone Málaga es importante para atraer al público, muy demandado entre los turistas ortodoxos rusos, por ejemplo. Por ello, han suscrito acuerdos con la Agrupación de Cofradías para poder mostrar con rutas guiadas el patrimonio de las hermandades e iglesias. Que la capital se convierta en puerto base de cruceros y no en puerto de paso también es algo en lo que trabajan porque saben que "aportaría mucho a la ciudad".

Y si hay huéspedes en los hoteles, si llegan cruceros o trenes cargados de visitantes, los restaurantes también se llenan. "El verano está yendo bastante bien, la ciudad está llena y estamos viviendo un verano espectacular después de que el turismo se haya desviado a esta parte del Mediterráneo", comenta Jesús Sánchez, presidente de la Asociación de Hosteleros de Málaga (Mahos). Por tanto, las perspectivas para este septiembre "son muy buenas". "Nos está acompañando el tiempo, está haciendo mejores días de playa que en agosto, por lo que esperamos que vaya como julio y agosto, que han estado muy bien", concluye Sánchez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios