Málaga

De la Torre rebaja a 9 millones el plan de recuperación del Monte Gibralfaro

  • La cifra contrasta con los 28 que se manejaron hace casi una década

  • El proyecto de urbanización se divide en cuatro fases; las dos primeras podrían licitarse este mismo año

Vista del Monte Gibralfaro. Vista del Monte Gibralfaro.

Vista del Monte Gibralfaro.

De los cerca de 30 millones de euros que se querían invertir en la regeneración y potenciación del uso ciudadano del Monte Gibralfaro a 9 millones. Esta es la deriva que viene protagonizando la apuesta del Ayuntamiento de Málaga por intervenir sobre uno de los grandes enclaves medioambientales de la capital de la Costa del Sol entre los últimos meses de 2007 y el presente mes de marzo. Casi diez años de diferencia marcados por una menor capacidad económica del Consistorio para afrontar la intervención y por la negativa de la Junta de Andalucía a facilitar fondos europeos con los que cofinanciar la actuación.

Con estos antecedentes, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, acompañado del equipo de la Gerencia de Urbanismo, dio a conocer las líneas generales del proyecto de urbanización del monte, que, en el mejor de los casos, podría estar materializado sobre el terreno a mediados del mandato que viene. Más allá de asumir la posibilidad cierta de que las dos primeras fases del proyecto (de un total de cuatro), que vienen a sumar 2 millones de euros, puedan echar a andar a lo largo de este año, el mandatario local renunció a hacer predicciones sobre cuándo podría avanzarse en las otras dos etapas, que añadirán otros 7,1 millones de euros. "Nuestra voluntad es hacerlo cuanto antes", se limitó a responder.

El impulso de esta iniciativa era una de las exigencias de Cs para avalar el presupuesto

El valor de la formulación del documento es doble a ojos del equipo de gobierno. De un lado, porque pone los cimientos para avanzar en la recuperación del monte, en su vertiente ambiental, cultural y ciudadana; de otro, porque se da respuesta a una de las exigencias de su socio de investidura, Ciudadanos, para desbloquear la aprobación del presupuesto municipal de este ejercicio. Sobre esta última cuestión, De la Torre confió en que sea suficiente para andar el camino que debe permitir aprobar inicialmente las cuentas anuales a lo largo del mes de abril.

De hecho, en el arranque de su exposición en la rueda de prensa, el regidor hizo hincapié en que el citado proyecto se presentaba antes de finalizar el primer trimestre del año, "dentro de los plazos que habíamos dicho hace meses, en nuestra programación de cumplir las líneas naranjas". Con ello, insistió, se da muestra de que el Ejecutivo local "es serio" y cumple los plazos.

Para redondear lo pactado con su socio de investidura, De la Torre habló de que se estará en disposición de sacar a concurso la primera parte de los trabajos planteados una vez la Consejería de Cultura informe favorablemente de la propuesta. Cabe recordar que el ámbito de intervención incluye dos bienes de interés cultural (BIC): la Alcazaba, declarado el 1 de marzo de 1962, y el Castillo de Gibralfaro, el 3 de junio de 1931.

Uno de los integrantes del equipo de Urbanismo responsable del proyecto, Juan Antonio Marín Malavé, expuso que dentro del plan de acción se incluirán actuaciones en las redes de drenajes, de riego e hidrantes, de agua potable... Otras intervenciones en la ladera sur, con obras de poco impacto; la conexión mediante un ecoducto entre los montes Gibralfaro y Victoria, y el enlace de las calles Pinosol y Mundo Nuevo.

En este último entorno, según expuso Marín Malavé, se plantea una de las iniciativas más innovadoras, con un recorrido adyacente a Mundo Nuevo, la calle Picacho y la calle Agua en el que se contempla la ejecución de un jardín-rawda. "Se trata de reinterpretar la imagen original de un posible jardín funerario árabe", dijo el técnico, quien consideró que con ello se busca generar "un punto singular como elemento de divulgación".

Esta pieza forma parte del recorrido cultural que se imaginó dentro del Plan Especial de Gibralfaro, pero que no se desarrolla en su integridad. Y en este sentido, permitirá "la conservación in situ de fosas de inhumación y la conservación y puesta en valor de las sepulturas conservadas en el perfil del propio monte, pertenecientes a la necrópolis de Yabal Faruh", añadió.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios