Universidad

La UMA presenta una cátedra para avanzar en terapias dermatológicas

  • Participan cinco empresas farmacéuticas que profundizarán en tratamientos biológicos contra el cáncer y otras patologías

  • Los estudiantes podrán realizar dentro de la cátedra trabajos fin de grado, se organizarán conferencias y estudios

Responsables de empresas privadas junto al rector de la UMA y el director de la Cátedra en el Rectorado. Responsables de empresas privadas junto al rector de la UMA y el director de la Cátedra en el Rectorado.

Responsables de empresas privadas junto al rector de la UMA y el director de la Cátedra en el Rectorado.

Comentarios 0

La piel, el órgano más grande del cuerpo humano, es también el que está más expuesto al exterior, a antígenos que provoquen una reacción alérgica, a los efectos del sol, de la contaminación o, simplemente, del detergente con el que se lava la ropa. La proliferación cada vez mayor de la dermatitis atópica es ejemplo de ello y el próximo reto de las terapias avanzadas en dermatología. Con el objetivo de avanzar en la investigación, en la docencia y la transferencia de conocimientos se ha creado en la Universidad de Málaga la Cátedra de Terapia Biológica y Terapéutica Avanzada en Dermatología. El rector de la UMA, José Ángel Narváez, la presentó ayer junto con su director, el catedrático y jefe de Servicio del Hospital Clínico Enrique Herrera Ceballos.

Se trata de una iniciativa público-privada en la que, además de la UMA, colaboran cinco empresas farmaceúticas, Almirall S.A., Celgene S.L.U., Lilly España S.A., Sanofi-Adventis S.A. y Leo Pharma S.A. Según explicó el director de la Cátedra, su finalidad es vincular la actividad que se realiza en el ámbito universitario con la que se lleva a cabo en la iniciativa privada, con el fin de desarrollar proyectos conjuntos sobre terapias dermatológicas y conseguir, fundamentalmente, reducir la sintomatología de las enfermedades y mejorar la calidad de vida de los pacientes.

“La terapia biológica ha cambiado fundamentalmente el tratamiento de la soriasis y del cáncer de piel”, explicó Herrera Ceballos. “La soriasis era una enfermedad que antes no tenía un tratamiento claro y ahora, gracias a la terapia biológica, pacientes que estaban amargados con picores, escamaciones y muchas lesiones, con un pinchazo cada dos, tres o cuatro semanas están libres de lesiones, es un avance importantísimo”, apuntó el director de la cátedra.

El rector de la UMA y el director de la cátedra durante el acto de presentación. El rector de la UMA y el director de la cátedra durante el acto de presentación.

El rector de la UMA y el director de la cátedra durante el acto de presentación.

El dermatólogo también apuntó que otras patologías como la enfermedad de crohn o el lupus han mejorado muchísimo con “este arsenal que tenemos ya a nuestra disposición, pero hay que organizarlo bien para que no conlleve mucho gasto porque son medicamentos muy caros y conseguir el máximo rendimiento para nuestros pacientes”, agregó.

Herrara Ceballos destacó que la terapia biológica está conformada por proteínas, que pueden ser humanas, humanizadas o de ratones. “Las que más estamos utilizando son las humanas y humanizadas”, aclaró y señaló que “intervienen en los mecanismos de la enfermedad como si fueran proteínas sanas, no afectas, o bien bloquean a la proteína mala, con lo cual se vuelve a formar el ciclo normal de la célula”. Lo cual supone que actúan “sustituyendo a la proteína mala competitivamente con ellas y mejoran todas las enfermedades inflamatorias”.

"Se trabaja con proteínas que intervienen en los mecanismos de la enfermedad como si fueran sanas o bloquean a las malas"

El rector aprovechó la presentación para felicitar a las empresas participantes por “confiar en el conocimiento que aporta la Universidad y por ser capaces de liderar esta idea de innovación y transferencia, de trabajar conjuntamente aunque sean firmas competidoras en el mercado”. Respecto a la manera en que se beneficiarán los alumnos de la Universidad de Málaga de esta Cátedra, Enrique Herrera señaló que dará cabida a trabajos de fin de grado de estudiantes de Medicina y cursos de formación, entre otras cuestiones. También se organizarán estudios y trabajos empíricos que no conlleven ensayos clínicos, además de jornadas, seminarios, congresos y otros eventos de interés académico, científico o empresarial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios