Málaga

La UMA da el paso para desbloquear la apertura de la ampliación del bulevar

  • Contratará con la empresa Alstom la señalización necesaria para evitar interferencias del vial con el trazado del tranvía a la altura de la calle Jenofontes

Imagen de archivo de uno de los trenes del Metro, a su paso por el tramo en superficie de la Universidad. Imagen de archivo de uno de los trenes del Metro, a su paso por el tramo en superficie de la Universidad.

Imagen de archivo de uno de los trenes del Metro, a su paso por el tramo en superficie de la Universidad. / javier albiñana

La Universidad de Málaga (UMA) acaba de dar el paso que permitirá, previsiblemente para el próximo curso académico, poner en servicio el bulevar de ampliación del campus. Una infraestructura concluida desde hace unos 23 meses pero que sigue a la espera de abrirse. Para superar el último escollo, la institución académica acaba de licitar la adquisición e instalación de los equipos de señalización necesarios para compatibilizar este vial con el trazado en superficie del Metro.

De acuerdo con el pliego de condiciones técnicas, el valor de la actuación ronda los 226.000 euros (IVA incluido), con un plazo de ejecución de ocho meses (seis para la fase de ingeniería y acopios y dos para la instalación y puesta en servicio). Y aunque se anuncia en la plataforma de contratación, la realidad es que este servicio sólo puede ser realizado por Alstom, que ya tiene contratado por parte de la Junta todo el control y seguridad ferroviaria del Metro.

226.000Euros. Es el valor de las instalaciones y los trabajos, y el plazo es de ocho meses

Así lo reconoce la propia UMA en un informe fechado el pasado 19 de febrero, en el que se aclara que es Alstom la que tiene exclusividad sobre el sistema de regulación y de seguridad, de instalación y software, y gestión de programación de Metro Málaga. "Es por lo que reviste carácter de exclusividad para la realización de estos trabajos, ya que no existe otra empresa que pueda reprogramar el sistema de seguridad ferroviario en este tramo del Metro en condiciones de seguridad", añade.

El desarrollo de esta actuación dará vía libre, por ejemplo, a que los autobuses de la EMT puedan prolongar su recorrido desde el campus de Teatinos hasta las facultades ubicadas en la ampliación sin tener que dar un rodeo por la autovía o El Cónsul. La apertura de este bulevar ha estado condicionada desde hace casi dos años por las exigencias de Metro Málaga para autorizar el paso de vehículos por la traza ferroviaria. Es por ello por lo que reclamó a la Universidad que asumiese los costes derivados de la señalización y medidas de seguridad necesarias. El objetivo era validar en condiciones adecuadas la intersección entre la plataforma ferroviaria y el vial, a la altura de la calle Jenofonte.

"El sistema de regulación del tráfico se diseña para favorecer el paso del Metro por intersecciones sin detenerse, lo que se denomina onda verde", expone el pliego, en el que se detalla el tipo de instalaciones que habrán de ser localizadas en la rotonda en ejecución. Entre ellas semáforos con el objetivo de que no se produzca "interferencia entre el movimiento del Metro y el movimiento de los otros vehículos o peatones".

En el esquema contemplado destaca el mecanismo que permitirá otorgar siempre prioridad al paso de los trenes. "Este sistema se basa en la recepción de información de un conjunto de sensores (balizas instaladas en la plataforma de vía) que informan de la situación del Metro, en función de los cuales, el regulador (…) gestiona de la manera más eficiente el paso de la unidad por el cruce", se apunta en el documento de referencia, en el que se incide en que el citado regulador "siempre dará paso al Metro sin que éste tenga que parar o reducir su marcha". A este dispositivo hay sumar los semáforos informativos y un sistema de gestión de la semaforización capaz de establecer la posición del tren en el momento de su aproximación a la intersección con el fin de otorgarle prioridad en el paso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios