Málaga

La Universidad de Málaga ya tiene vía libre para reactivar la obra del nuevo Pabellón de Gobierno

  • La construcción estaba paralizada desde hace cuatro meses a la espera de que se culminase un trámite urbanístico

Diseño del patio del futuro Pabellón de Gobierno de la UMA. Diseño del patio del futuro Pabellón de Gobierno de la UMA.

Diseño del patio del futuro Pabellón de Gobierno de la UMA.

Cuatro meses después de que se colocase la primera piedra del nuevo Pabellón de Gobierno de la Universidad de Málaga (UMA), la institución académica tiene el camino libre para poner la segunda e impulsar ahora sí de manera definitiva la construcción de estas nuevas instalaciones. Desde el 8 de julio pasado hasta el momento actual, los trabajos han permanecido en el dique seco ante la necesidad de que fuese aprobado de manera definitiva un estudio de detalle de la parcela, indispensable para la expedición de la licencia de obras.

Y este paso se dio ayer con la publicación en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) de Málaga de la aprobación definitiva del citado instrumento urbanístico. Trámite con el que, a priori, en una semana la UMA podrá tener ya en sus manos el permiso necesario para afrontar la construcción de un equipamiento que fue adjudicado a Sando y Conacon por 18,5 millones de euros (IVA incluido), con un plazo de desarrollo de 22 meses.

El inmueble se dividirá en dos partes: Pabellón de Gobierno y Paraninfo. El primero de ellos ocupará unos 12.404 metros cuadras, mientras que el segundo tiene reservados 3.100 metros. La demora acumulada hace previsible que la terminación pueda alargarse a los primeros meses de 2021.

Imagen del rector en la colocación de la primera piedra de las instalaciones. Imagen del rector en la colocación de la primera piedra de las instalaciones.

Imagen del rector en la colocación de la primera piedra de las instalaciones.

Una de las particularidades del proyecto, según recordó en julio la vicerrectora de Smart-Campus, Raquel Barco, es su sostenibilidad, así como su eficiencia energética y su funcionalidad, con una nueva forma de distribuir los espacios para conformarlos en grandes áreas laborales.

El plan que se sigue con este inmueble se basa en la hipótesis de que en función de cómo se organice y comporten los espacios de gobierno y administrativos y, en consecuencia, cuáles sean los condicionantes de contexto, así será la propia Universidad, el conocimiento de sí misma y de sus impactos, tanto tangibles como intangibles. Es decir, los espacios de gobierno, administración y representación deben desempeñar un papel clave en la imagen más reconocible de la Universidad de Málaga.

El Pabellón de Gobierno incorporará a sus patios vegetación profusa de porte bajo, medio y alto autóctonas y alóctonas para generar un interior protegido, dominado de sombra y frescor. Se pretende generar un espacio de gran valor medio ambiental.

El estudio de detalle que ahora culmina su tramitación fue solicitado por la UMA ante la necesidad de adaptar las parcelas resultantes a las nuevas necesidades de la institución, "realizándose ajustes relacionados con la movilidad interna del campus universitario de Teatinos, el cambio de ubicación de la parcela de Servicios de Interés Público y Social (SIPS), del sistema de áreas libres públicas, del parcelario, del programa de usos y de las ordenanzas particulares".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios