Málaga

Veinte detenidos por distribuir archivos de pornografía infantil

  • En la operación, desarrollada en Málaga y otras 24 provincias, se han realizado 40 registros domiciliarios

22

Agentes de la Policía Nacional, la Guardia Civil, de los Mossos d'Escuadra de Cataluña y de la Ertzaintza vasca han detenido en Málaga y otras provincias españolas a 20 personas de entre 25 y 80 años de edad por descargar y distribuir pornografía infantil a través del programa Emule, utilizado habitualmente para la descarga de archivos en internet.

Además, otros 22 hombres han sido imputados en esta causa y en la actualidad se están investigando sus archivos informáticos en busca de más documentos de carácter pedófilo, por lo que la cifra de detenidos podría incrementarse.

En rueda de prensa en Barcelona, el inspector de los Mossos d'Esquadra Jordi Domènec ha explicado que entre los detenidos, todos ellos hombres de distintas profesiones y extracto social, figura un pequeño empresario navarro, que tiene un negocio dedicado a la informática, al que se requisaron más de 11.000 archivos pornográficos de contenido pedófilo.

La denominada operación Nelia se inició a principios del pasado año, después de que un vecino de Barcelona se bajara del emule una película francesa, aunque el archivo acabó siendo en realidad una grabación de casi unos 15 minutos en los que se ve a una menor de 13 años, al parecer de origen ruso, practicando actos de carácter sexual.

Este internauta grabó el archivo en un DVD y lo llevó a una comisaría de los Mossos d'Esquadra, que inició una investigación para seguir el rastro de este archivo, gracias a la "matrícula" que tienen todos los documentos que se intercambian en los programas del sistema P2P como el Emule.

Domènec ha asegurado que en 15 días ya tenían la relación de todas las personas que se habían bajado este archivo, que se encontraba camuflado bajo el título de películas y canciones.

A partir de ese momento los Mossos contactaron con los otros cuerpos policiales, que se encargaron de hacer un seguimiento de los usuarios de la red que distribuían este vídeo con un nombre que se correspondiera con su contenido pornográfico, por lo que eran conscientes del tipo de material que consumían y ofrecían.

Las líneas telefónicas desde las que se bajaban y distribuían estos archivos llevaron hasta un total de 40 domicilios de 24 provincias, entre ellas Málaga.

En la mayoría de estos domicilios se han encontrado, además del archivo inicial que permitió tirar del hilo, discos duros, CD y DVD con otros contenidos de pornografía infantil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios