Málaga

#Yomequedoencasa, excepto para donar sangre

  • El Centro de Transfusión Sanguínea de Málaga pide una donación "pausada y continua" durante los próximos 15 días ya que en la última semana las reservas han bajado a la mitad

  • La solidaridad saca a muchos malagueños de sus casa por poco minutos para contribuir a mantener el abastecimiento de los centros sanitarios

Centro de Transfusión de Málaga, ayer. Centro de Transfusión de Málaga, ayer.

Centro de Transfusión de Málaga, ayer. / Javier Albiñana

Marta es donante de sangre habitual. Lleva desde el fin de semana confinada en casa, estudiando, pero este miércoles salió a la calle con su madre para poner "el único granito de arena que podemos aportar" a la situación de emergencia. "Ella ha sido la que me ha arrastrado. Es la primera vez que vengo a donar sangre porque el horario me coincide con el trabajo. Algo bueno tiene que tener esto", afirma Ana, la madre. 

Hasta la solidaridad le está plantando cara estos días al coronavirus. Después de que el Centro de Transfusión Sanguínea de Málaga lanzara un mensaje llamando a la colaboración de la ciudadanía para mantener los recursos suficientes, muchos malagueños han dejado el #yomequedoencasa durante pocos minutos para poner, como Marta, su granito de arena en la causa.

Sofía contactó el martes, siguiendo las recomendaciones de pedir cita previa antes de acudir al Centro de Transfusión, en los aledaños del Hospital Civil. "Soy donante pero hace mucho tiempo que no venía. Ayer, mi marido me animó y llamamos juntos". Él estaba citado más tarde.

Tal y como requiere la situación, las medidas de prevención son escrupulosas. Prueba de ello es que, al llegar, bien parecería que la respuesta de la ciudadanía ha sido escasa. No se cuenta más de siete personas en la sala. La realidad es muy diferente. "La cita previa evita la aglomeraciones de gente, esto no se puede convertir en un foco de contacto", indican. Solo durante la tarde del martes se gestionaron más de 60 citas para el miércoles, a las que habría que sumar las donaciones de los puntos móviles que se moverán en los próximos días por toda la provincia. 

Un enfermero limpiando una camilla. Un enfermero limpiando una camilla.

Un enfermero limpiando una camilla. / Javier Albiñana

En la jornada del martes se consiguieron 274 bolsas y las previsiones para ayer rondaban las 300. Las necesidades diarias para abastecer a los hospitales malagueños son de unas 250 y, pese a que la situación no ha hecho requerir un número mayor, la colecta ha bajado en la última semana a la mitad. "Por el momento, no se necesita más sangre de lo normal pero la probabilidad de que el número de donantes disponibles descienda es alta. Necesitamos evitar la escasez", indican desde el Centro de Transfusiones.

Hace falta una donación pausada y continua de todos los grupos sanguíneos durante los próximos 15 días para reponer los niveles de reservas. Los ciudadanos tienen dos opciones: o bien acudir a la sede con cita previa o dirigirse a los diferentes puntos móviles que se moverán en los próximos días por toda la provincia.

"Esto es primordial. Hay que echar una mano porque en el momento menos esperado nos puede tocar a cualquiera", indica Francisco tras salir de la sala de donaciones. La de este miércoles es las onceaba extracción de José Antonio. En su caso, también le hace difícil acudir por el horario laboral. "En estos días, lo poco que podemos hacer es leer la prensa. Ayer vi que hacía falta y aquí estamos. Lo poco que tenemos que movernos estos días debe ser todos a una", asevera. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios