Turismo

El aeropuerto de Málaga perdió el 82% de sus pasajeros en octubre

  • El 2020 iba a ser el año en el que se superaran los 20 millones de viajeros y no se llegará ni al 30%

Personas en el aeropuerto el pasado 30 de octubre. Personas en el aeropuerto el pasado 30 de octubre.

Personas en el aeropuerto el pasado 30 de octubre. / Javier Albiñana

El aeropuerto internacional de Málaga es la puerta de entrada de los extranjeros a la Costa del Sol y, al no haber apenas turistas, el volumen de pasajeros se ha desplomado. En octubre pasaron por esta instalación 329.337 pasajeros, lo que representó una disminución del 82,4% respecto a octubre del año pasado, según los datos oficiales publicados por Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (Aena). En los diez primeros meses del año apenas han utilizado el aeropuerto 4,79 millones de personas, un 72,7% menos que en el mismo periodo del año pasado.

Nadie contaba con una pandemia y los efectos son los que son. Se cancelaron los vuelos turísticos durante más de tres meses y las compañías empezaron a retomarlos a finales de junio para intentar obtener algún ingreso en verano, aunque el resultado fue pobre ya que Gran Bretaña impuso una cuarentena a sus ciudadanos si visitaban España y Alemania recomendó abiertamente no viajar a territorio español, a lo que se sumaron otros países con restricciones similares.

A las medidas coercitivas lanzadas por los estados para, entre otras cosas, promover el turismo interior y salvar sus economías, se le unió que la crisis sanitaria también está siendo fuerte en países como Gran Bretaña, el principal destino internacional con el que está conectado el aeropuerto malagueño. Los meses de julio y agosto fueron malos, el de septiembre fue peor y el de octubre ha sido directamente para olvidar, algo que tampoco es de extrañar teniendo en cuenta que el virus está campando a sus anchas en toda España, que cada vez hay más medidas restrictivas en la hostelería o el comercio y que la mayoría de los hoteles, sobre todo los costeros, decidieron cerrar directamente sus puertas por la falta de reservas.

El 2020 iba a ser el año del récord de turistas en el aeropuerto de Málaga, el año en que se preveía superar los 20 millones de pasajeros tras varios ejercicios marcando récords de forma consecutiva. No ha podido ser y, de hecho, apenas se va a llegar al 30%. Tampoco se espera lograrlo en 2021 porque la recuperación, pese al anuncio de la vacuna del laboratorio Pfizer, será lenta. El director de Easyjet para el sur de Europa, Javier Gándara, ya comentó en una entrevista con este diario que el sector de las líneas aéreas no espera retomar el anterior esplendor hasta 2024.

Mientras tanto, hay que ir sobreviviendo. En octubre solo hubo 5.044 vuelos en el aeropuerto malagueño, un 61% menos, y en el acumulado del año son 53.032 operaciones, un 58% menos. En Barajas, el primer aeropuerto español, están igual: un 70% menos de pasajeros de enero a octubre y un 60% menos de vuelos. Llegarán tiempos mejores y la clave ahora es trabajar para estar preparados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios