Sucesos

Seis detenidos por agredir a dos porteros de una discoteca que los pillaron con una botella del exterior

  • Tras interceptarlos durante su huida en coche, uno de ellos llegó a atacar a uno de los agentes con un puñetazo

Agentes de la Policía Local de Málaga. Agentes de la Policía Local de Málaga.

Agentes de la Policía Local de Málaga.

Cinco hombres y una mujer con edades comprendidas entre los 24 y los 34 años han sido detenidos por la Policía Local de Málaga como presuntos autores de la agresión a dos porteros de una discoteca que los habían sorprendido con una bebida alcohólica introducida desde el exterior.

Los hechos ocurrieron en una discoteca de la calle Beatas, en el centro de la capital malagueña, adonde acudió una dotación policial al conocerse que se estaba produciendo una reyerta, ha informado hoy la Policía Local en un comunicado.

Cuando descubrieron que llevaban una botella comenzaron a lanzar puñetazos y patadas y llegaron a arrojarles vasos y botellas

Al parecer, las víctimas se percataron de que el grupo había introducido una botella de alcohol del exterior, por lo que les hicieron saber que debían marcharse, momento en el que los seis integrantes del grupo comenzaron a agredirlos con puñetazos y patadas y llegaron a arrojarles vasos y botellas.

A continuación, los implicados abandonaron el lugar a la carrera, entraron en un aparcamiento cercano y salieron del mismo los seis subidos en un coche.

Una patrulla logró interceptar el vehículo e identificó a los ocupantes, momento en el que un agente se percató de que el individuo que ocupaba el asiento del copiloto manipulaba un objeto bajo la chaqueta e intentaba ocultarlo y dárselo a otro que estaba en los asientos traseros.

Las víctimas presentaban lesiones sangrantes en la cabeza y magulladuras

Para cerciorarse de que no era un arma, el policía le levantó la chaqueta y observó que era un reloj de alta gama, del que se desconoce su autenticidad y si podría estar relacionado con algún delito, por lo que quedó intervenido.

En ese momento, el individuo acometió de forma sorpresiva contra el agente, al que propinó un fuerte golpe con el puño que le impactó en una mano y en el pecho, aunque fue sacado del vehículo y reducido pese a la violencia que empleó para intentar evitarlo.

Las víctimas, que presentaban lesiones sangrantes en la cabeza y magulladuras, con heridas inciso contusas, se personaron en el lugar y reconocieron a los integrantes del grupo como los autores de la agresión. 

El año pasado, en Torremolinos, también acabaron detenidas dos personas, esta vez por herir a los agresores de los porteros de un club de playa.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios