Málaga

El alcalde ordena desalojar a los bomberos del Pleno tras un altercado

  • El concejal de Seguridad afirma que "han interrumpido deliberadamente la sesión en varias ocasiones" pese al aviso de De la Torre 

La Policía interviene en el Pleno del Ayuntamiento

La Policía interviene en el Pleno del Ayuntamiento / Javier Albiñana

Tensión en el Pleno del Ayuntamiento, en el que el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha ordenado el desalojo de los bomberos que instaban a promover una negociación que resuelva el conflicto que mantienen con el Consistorio desde hace año y medio. En palabras del comité de huelga del colectivo, el encontronazo ha tenido lugar una vez que los efectivos desplegaron las pancartas y alzaron la voz para reclamar al regidor una negociación real. Fue entonces, según su versión, cuando 15 policías irrumpieron en la sala con la intención de obligarles a abandonarla. Así, han indicado que ha habido "momentos de tensión" después de que uno de los bomberos sufriera "un tropezón" con el jefe del dispositivo policial, "que interpretó como una agresión".

El concejal de Seguridad, Mario Cortés, ha señalado que los bomberos habían "interrumpido deliberadamente el Pleno en varias ocasiones y después del aviso del alcalde han seguido interrumpiendo", por lo que la Policía ha tenido que proceder a desalojar. 

Según el comité de huelga, más de medio centenar de bomberos de la capital pasaron esta noche noche frente al Ayuntamiento para presionar al alcalde y que se siente con ellos a negociar. Llevaban desde el mediodía de ayer acampados en el Paseo del Parque tras más de año de huelga "sin que el Ayuntamiento se haya reunido en ninguna ocasión con el Comité y el bloqueo absoluto en las negociaciones del acuerdo de funcionarios". El pasado año se trasladaba a enero de 2018 como la fecha legal para negociar, pero tras seis meses, la postura municipal, en palabras de los bomberos, "sigue pasando por ignorar las reivindicaciones del Cuerpo de Bomberos con la jornada laboral más alta de España". "Apenas se han acercado posturas en la elaboración de un reglamento que ponga orden en el Servicio y acabe con la arbitrariedad con la que se dirige, encontrando una fuerte resistencia por parte de la Jefatura. La equiparación profesional con el resto de Servicios andaluces y la regularización de la jornada laboral, son los otros caballos de batalla que se dejaron aparcados hasta este año, y que, de momento continúan sin tratarse en la negociación del acuerdo de funcionarios", han denunciado. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios