Málaga

La ampliación del bulevar de la UMA sigue bloqueada veinte meses después de terminarse

  • La Universidad aún debe acometer los trabajos de señalización y otras medidas de seguridad

Vista del Metro a su paso por la ampliación de la Universidad. Vista del Metro a su paso por la ampliación de la Universidad.

Vista del Metro a su paso por la ampliación de la Universidad. / Javier albiñana

El paso que permita abrir el bulevar de ampliación de la Universidad de Málaga sigue demorándose. Casi veinte meses después de que se diese por concluida, tras una inversión de 5,3 millones de euros, los dos campus universitarios se mantienen desconectados, impidiendo, por ejemplo, la llegada directa de los autobuses de la EMT. El problema es que antes de avanzar en esa dirección, la Universidad tiene que acometer los trabajos de señalización y otras medidas de seguridad para hacer compatible el vial con el paso en superficie del Metro.

De acuerdo con la información aportada desde la Consejería de Fomento, la pelota está en el tejado de la institución universitaria. La última de las reuniones celebrada para abordar este asunto, a la que asistieron representantes de la Agencia de Obra Pública de Andalucía, de la UMA, de Metro Málaga y de la empresa Alstom, responsable de la señalización del ferrocarril urbano, tuvo lugar el pasado 28 de noviembre. Desde esa fecha, según fuentes autonómicas, se está a la espera de que la Universidad solicite la autorización tecnológica necesaria para la instalación de los sistemas semafóricos en los cruces de ambas infraestructuras, así como para la modificación de los sistemas de software.

Todo ello con un coste presupuestado por Alstom en unos 234.000 euros. El asunto estaba pendiente de que la UMA llegase a un acuerdo con esta firma, la única que puede asumir la tarea al afectar a la señalización del Metro. Ayer este periódico trató, sin éxito, de conocer los últimos movimientos dados por la Universidad. El pasado mes de noviembre, la vicerrectora de SmartCampus de la UMA, Raquel Barco, ya admitió que uno de los escollos era el coste. "Habrá que verlo, porque si hacemos eso tendremos que dejar de hacer otras cosas", expuso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios