Málaga

El azaroso camino para llevar el Metro de Málaga al Civil

  • Más de un año después de que se licitase, la Junta sigue sin formalizar el contrato para la redacción del proyecto 

  • Tras resolverse un recurso por parte de uno de los licitadores, la cuestión ya sí parece resuelta

Un tren del Metro de Málaga a su paso por el trazado en superficie de la Universidad. Un tren del Metro de Málaga a su paso por el trazado en superficie de la Universidad.

Un tren del Metro de Málaga a su paso por el trazado en superficie de la Universidad. / Javier Albiñana

El camino del Metro soterrado hasta el entorno al Hospital Civil, donde se proyecta el tercer hospital de Málaga capital, está siendo bastante más azaroso de lo que inicialmente se podía pensar. Sirva para sustentar esta afirmación que más de un año después de que se activase la licitación para la redacción del proyecto constructivo del trazado, sigue sin formalizarse el contrato con la firma que asumirá la tarea.

Bien es cierto que en este periodo fue clave el Estado de Alarma decretado por el Gobierno para tratar de frenar el crecimiento del Covid en la primera ola, lo que motivó la suspensión de los plazos administrativos. Pero no es la única causa que está alargando mucho más de lo esperado esta tramitación.

A este primer factor hay que sumar que cuando todo parecía resuelto para formalizar la adjudicación del trabajo a la Unión Temporal de Empresas (UTE) integrada por EIS y TPF Getinsa, tras el acuerdo adoptado el pasado 11 de septiembre, el recurso de uno de los concurrentes al concurso, la alianza compuesta por Typsa y Cemosa, frenó en seco el trámite, que quedó paralizado varias semanas hasta que se conoció el pronunciamiento del Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales.

La espera se alargó hasta principios del pasado diciembre. En ese momento se tuvo conocimiento de que uno de los integrantes de la alianza que había recurrido el proceso, Typsa, daba marcha atrás y renunciaba a la demanda. Ante esta circunstancia, la Consejería de Fomento acordó el levantamiento de la suspensión y reactivó la adjudicación ya formulada.

Imagen de la calle Eugenio Gross. Imagen de la calle Eugenio Gross.

Imagen de la calle Eugenio Gross. / Javier Albiñana

Sin embargo, el camino no quedó por completo liberado, como demuestra que a fecha de hoy siga sin firmarse el contrato que debe permitir poner en marcha el contador que tendrá la empresa para dar forma al proyecto del Metro al Civil. Las últimas novedades son de reciente fecha.

Si bien Typsa renunció al recurso, no lo hizo Cemosa, su socio en la oferta, que se mantuvo firme. Ante el contenido de la reclamación, el Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales dio la razón a la consultora en una resolución del pasado 14 de enero. De manera precisa, según los documentos oficiales, lo que hizo el órgano judicial fue obligar a Fomento a suspender la adjudicación original y a retrotraer el procedimiento de contratación al momento anterior a la emisión del informe de viabilidad sobre la baja temeraria del licitador que recurrió el proceso.

La afectación, en cualquier caso, de esta decisión ha sido menor, por cuanto de nuevo la mesa de contratación se ha reafirmado en sus conclusiones. En un documento del pasado 1 de enero, concluye, sobre la base del informe técnico de fecha 26 de enero de 2021 que analiza la documentación adicional, "que la justificación económica que presenta el licitador Cemosa-Typsa es inconsistente y no es viable, pues justifica el importe ofertado asignando a determinadas tareas o actividades categorías profesionales más económicas que las ofertadas en su documentación técnica".

Por ese motivo, la mesa vuelve a elevar al Órgano de Contratación la propuesta de rechazo de dicha oferta y propone la adjudicación del contrato a la UTE Eis/Tpf Getinsa. Una decisión que ya es formal y que debe dar paso en las próximas semanas a la formalización del contrato.

A partir de ahí 18 meses por delante para conformar el documento técnico que debe servir a la Junta para activar el concurso de ejecución del ramal del suburbano. Conforme a este calendario, no parece factible pensar que el documento vea la luz antes de mediados de 2022. Las primeras estimaciones sitúan en unos 140 millones de euros el coste de los 1,8 kilómetros de tramo soterrado, cuantía que excede en mucho el valor de esta misma prolongación pero en superficie.

El valor de esta parte del recorrido del Metro es esencial para completar la red pactada con la empresa concesionaria, encargada de su explotación comercial, y para alcanzar la demanda potencial prevista, que se sitúa en unos 21 millones de pasajeros anuales. Los últimos compromisos contractuales asumidos por la Consejería de Fomento le obligan a tener listo este ramal para su pusta en servicio a finales de 2027.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios